fbpx

E3 2020: ¿De qué manera la cancelación del evento afectaría a la industria de los videojuegos?

Artículos Nintendo Switch Noticias PC PS4 Uncategorized Xbox One
E3 2020: ¿De qué manera la cancelación del evento afectaría a la industria de los videojuegos?

En los 25 años de historia del E3, el evento nunca ha sido cancelado o pospuesto. Desde 1995, cada verano la ESA ha organizado una de las mayores exposiciones de videojuegos del mundo para que los desarrolladores y editores, tanto grandes como pequeños, puedan mostrar lo último y lo mejor de sus juegos. El año 2020, debido a las circunstancias desafortunadas relacionadas con la enfermedad del Coronavirus, marcará el primer año en el que el evento ha sido oficialmente cancelado. Aunque está claro que los tres grandes (Nintendo, Microsoft y Sony) podrían sufrir debido a la cancelación, los pequeños desarrolladores y juegos Indie son los que se llevarán el golpe más duro.

Con la cancelación del E3 2020, los desarrolladores independientes perderán una gran oportunidad con la que han contado anualmente desde 1995. Claro que hay muchas otras convenciones/conferencias a lo largo del año a las que los desarrolladores y editores pueden asistir y mostrarcon el fin de mostrar sus productos, pero el piso de exhibición del E3 siempre ha sido una especie de vitrina especial.

Creo que no exagero al decir que son los juegos nuevos quienes reciben la mayor atención durante el E3, en comparación con cualquier otro evento a lo largo del año. En ese sentido, con la cancelación del E3 2020, hay muchas cosas que podrían suceder. Lo más impresionante sería la posibilidad que no volvamos a ver realizarse otra conferencia o, en todo caso, una de la magnitud de años anteriores. Esto conllevaría al final de una tradición de 25 años para la industria.

 

Condenado por las circunstancias

Es bastante claro que el E3 ha estado cambiando y luchando con su identidad durante los últimos años. Desde la popularización de las presentaciones digitales al estilo Nintendo Direct en favor de las conferencias de prensa tradicionales, el evento comercial ha tenido problemas para mantener la relevancia para la industria en general. Hace 25 años el E3 era justo lo contrario.

En el pasado, cuando Internet no era tan omnipresente o universalmente rápido como para manejar el streaming mundial, el evento era crucial para la industria. Claro que el E3 ha tenido su cuota de momentos complicados en su historia, pero al menos permitió a la prensa obtener la primicia de cada nueva actualización del evento. Los anuncios estaban llenos de bastante bombo con el fin de atraer tanto a los consumidores como a los profesionales de la industria. Desarrolladores, editores y juegos usaron el E3 como plataforma de lanzamiento para presentar sus juegos al mundo.

Hoy en día, el propósito del E3 en la industria se ha vuelto menos importante. Por ejemplo, la adopción por parte de Nintendo de anuncios pregrabados, y transmitidos en directo, y la total exención de Sony del evento por completo (en favor de su propia serie de presentaciones State of Play transmitidas en directo), no hay necesidad de un espacio físico para que los Tres Grandes hagan sus propios anuncios cada año.

Incluso en el 2020, estamos viendo que la Xbox de Microsoft tal vez opte por una presentación completamente digital en lugar del E3 de este año. Asumiendo que este tipo de conferencias online resulte bastante bien para las grandes compañías, desde su perspectiva, puede que no haya necesidad de un E3 en 2021 y más allá.

 

¿Y los juegos indie?

Suponiendo que el E3 no vuelva en 2021, se plantea la pregunta de qué van a hacer los juegos independientes cada año. El E3 es una oportunidad perfecta para que los mejores juegos Indie obtengan el reconocimiento que merecen. En una industria en la que los juegos desarrollados de forma independiente pueden no ver la luz del día, hace que la exposición y la comercialización sea aún más difícil para los juegos más pequeños.

No importa lo innovador o fantástico que sea un juego, si no se presenta en la conferencia de Microsoft, Nintendo o Sony, se hace mucho más difícil que la popularidad de ese juego crezca.

Los tres grandes suelen presentar una gran cantidad de juegos pequeños en vitrinas dedicadas a los juegos independientes. Al menos en el E3, los editores de juegos indie pueden alquilar un espacio de exposición donde sus juegos se exhiben físicamente para atraer a los asistentes. Sin esa presencia física, confiar en Internet para difundir un juego se hace infinitamente más difícil. Aunque otros eventos como el PAX están mejor orientados a mostrar los mejores juegos indie, el E3 suele ser el evento más esperado para estos juegos.

Aparte de que Microsoft, Sony o Nintendo muestran estos juegos como parte de sus conferencias de prensa individuales, parece que hay pocas alternativas para los títulos independientes. Una idea que se me ocurre es que estos pequeños desarrolladores y editores independientes podrían unirse para crear su propia conferencia de prensa específicamente orientada a los juegos independientes, lo que en última instancia podría atraer a los espectadores.

Hemos visto situaciones similares con otras organizaciones fuera del E3, como las exposiciones Indie MEGABOOTH o el Kinda Funny Showcase, dando a estos juegos la atención adecuada. Lamentablemente esas vitrinas y exposiciones tienen un límite pequeño, y sin el E3 para proyectar directamente estos juegos a los consumidores y profesionales, la lucha se convierte en una batalla aún más difícil.

 

La relación de los Tres Grandes con el E3

Aparte de los juegos independientes, los Tres Grandes se encuentran también en un territorio muy desconocido. En 2020, Microsoft, Nintendo y Sony orquestarán por primera vez conferencias de prensa independientes al E3. Nintendo lo ha estado haciendo desde hace varios años, y Sony lo hace por segundo año consecutivo, Microsoft finalmente se unirá a ellos a pesar de que en un inicio su participación en el E3 2020 estaba asegurada. En ese sentido, es probable que los Tres Grandes sigan prosperando con sus propias conferencias, pero ¿a qué costo?

El E3 normalmente permite a Nintendo, Microsoft y Sony mezclarse entre sí, lo que permite una especie de polinización entre las potencias de la industria que de otro modo sería imposible. Fuera del E3, la única vez que esto sucedió públicamente fue en los Game Awards 2018, durante un momento histórico con ejecutivos de las tres grandes empresas en el escenario compartiendo un discurso unificado.

Pero ahora sin el E3, ¿qué va a pasar con la relación de los tres grandes entre sí? Es muy posible que los pocos hitos de unificación que hemos visto en los últimos años se disuelvan con el tiempo a medida que cada empresa se centra en su propio negocio.

Eso no quiere decir que los Tres Grandes vayan a sufrir sin el E3. En los últimos años Microsoft, Sony y Nintendo han alquilado sus propios espacios para sus respectivas conferencias de prensa, dando a los fans en casa la oportunidad de ver lo último y lo más grande de su repertorio. Desafortunadamente, mostrar estos juegos a los asistentes al evento, como el “profundo portafolio” de Xbox de juegos prometidos para el E3 de este año, es algo que no sucederá.

Nintendo ha tenido un gran éxito con sus Nintendo Direct, junto con Sony que también ha empezado con su propia versión de anuncios. La verdad es que los tres grandes no han “necesitado” el E3 en los últimos años, pero con la cancelación del evento en 2020, podríamos descubrir la verdadera importancia del impacto del E3 cuando ya no esté.

 

El retraso de la nueva generación

El brote de coronavirus sigue aumentando en gravedad en todo el mundo, y la industria de los juegos es testigo constante de sus efectos. A medida que más países se esfuerzan por contener el brote, el desarrollo y la producción (como consolas, piezas de computadora, accesorios de juegos e incluso los propios juegos) se están limitando para que las personas estén menos expuestas al virus.

Además, sin la exposición necesaria para las nuevas consolas, existe una posibilidad de que la generación, en conjunto, se retrase. Después de la cancelación de la GDC, todas las miradas se dirigieron al E3 2020, que ya estaba experimentando sus propios problemas antes del virus, como por ejemplo el alejamiento de algunas de las marcas más importantes. Uno de los aspectos más relevantes de la GDC es la capacidad de los desarrolladores para discutir y aprender de la creación de juegos en un evento organizado. Sin estos eventos, los futuros juegos podrían verse afectados de manera invisible a los ojos.

Estos eventos son increíblemente importantes y los juegos podrían sufrir como resultado de sus cancelaciones. Al haberse cancelado el E3 2020, podrían producirse retrasos en los proyectos con el fin de conseguir un mejor ciclo de comercialización. En ese sentido, esto mismo podría afectar potencialmente a la PlayStation 5 y la Xbox Series X de una manera más directa. Si los fabricantes no están fabricando productos, entonces creo que la idea es bastante clara.

Por otro lado, también es posible que los fabricantes de consolas terminen lanzando sus dispositivos este 2020, como lo sugería el plan original. Pero esto podría llevar a que vendan significativamente menos sistemas, lo que significa escasez.

Entre una variedad de eventos y otros efectos en la sociedad debido a las complicaciones del Coronavirus, el E3 también ha sido víctima de la pandemia. Los videojuegos en concreto se encuentran en un extraño escenario en 2020, con una variedad de síntomas circunstanciales del virus que afectan a la industria de varias maneras.

Los juegos se están retrasando, la fabricación de consolas se está volviendo más cara, y ahora una de las mayores conferencias de juegos de todos los tiempos ha sido cancelada.

El E3 podría tener problemas para montar un regreso después de la cancelación del 2020, pero como resultado también podríamos ver la necesidad de la feria comercial después de todo. A su debido tiempo, los aficionados y profesionales veremos el verdadero impacto actual del E3 en la industria, pero por ahora sólo podemos esperar y enviar condolencias por el bienestar de todos los miembros de la industria.

El E3 fue originalmente programado para el 9-11 de junio en Los Ángeles, California.

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password