fbpx

Dragon Quest Builders 2 Review

Videojuegos
9

Sobresaliente

Al igual que su predecesor, Dragon Quest Builders 2 ofrece un giro único en los aspectos de construcción y elaboración que bien ha sabido explotar Minecraft (algo que obviamente ha sido de inspiración aquí), al tiempo que ofrece a los jugadores un camino más estructurado por el cual deambular. En términos específicos, Dragon Quest Builders 2 ofrece libertad creativa por partes iguales, además de un juego lineal basado en historia para formar un híbrido entre un juego RPG tradicional y un simulador de administración de constructores, mezcla que termina siendo extrañamente bastante agradable.

Si bien la libertad está dentro del juego, es algo que debes ganarlo experimentado a través de la larga campaña que presenta la secuela, la cual te llevará a diferentes lugares llenos de elementos realmente únicos. El hilo en común que intentará unir toda la experiencia es que tú, como el personaje principal, eres considerado el último “Constructor” en un mundo donde la construcción ha sido desterrada por un grupo llamado Children of Hagon.

Lo interesante en este nuevo título, es que con cada ubicación que visitas te podrás dar cuenta de las diferentes necesidades que se le conferirán al Constructor, como la capacidad para sostener cultivos o construir viviendas o extraer minerales y recursos. En ese sentido, la idea es mantener siempre mecánicas frescas que se amolden a lo que tú, como personaje, puedes ofrecer en cada sección.

Dragon Quest Builders 2 es un título que se componen de muchas partes diferentes. Por un lado, es un juego de acción de estilo RPG, por lo que el combate se realiza en tiempo real. Casi en su defecto, hay muchos enemigos con los que lidiar. Por otro lado, cada bloque del mundo puede ser minado con el fin de conseguir algo que podría ser útil para nosotros. De la misma manera, existen misiones tradicionales, batallas contra jefes impresionantes, rompecabezas por resolver, estructuras complejas para construir, múltiples facetas de los asentamientos para administrar y mucho más. En ese sentido, Dragon Quest Builders 2 es algo para las personas que disfrutan de la libertad creativa que te ofrece títulos como Minecraft, pero que, además de eso, buscan una base más lineal que te permita ver y hacer cosas interesantes con una narrativa adjunta.

Jugar a través de la historia te permite ganar y desbloquear nuevas elementos y conocer nuevos personajes con habilidades especiales. Es bastante claro que la misión en este juego es llevar a la gente de regreso a sus bases de operaciones, donde crearemos las cosas que veremos necesitar. Sin embargo, y esto es lo peculiar del modo historia, en estas aventuras encontraremos lugares que deben revitalizarse y volver a su antigua gloria. Debido a que los Children of Hagon han desterrado toda construcción y creación, nuestra presencia es algo que permite que estos lugares aprovechen sus recursos naturales , además que sus historias intrínsecas guarden también mucha relación con tu meta en el juego.

En ese sentido, hay una estructura bastante rígida en las misiones. Te dirigirás a una nueva tierra y establecerás amistad con los lugareños. En el proceso, los ayudarás a ponerse de pie nuevamente, mediante la construcción de elementos que veremos en las misiones del juego. A medida que mantengas a los pobladores felices, verás que esto permitirá atraer más nativos al asentamiento y avanzar hacia un nivel de auto-sostenibilidad antes de partir hacia tu próxima aventura. Lo que quiero decir es que si bien suena repetitivo, esta dinámica se convierte en un bucle de juego bastante divertido que termina mostrando distintas variaciones.

Entre tus tantas tareas, verás que también podrás construir en base a planos complejos que deben edificarse con una especificación exacta. Elaborarás y administrarás viviendas, áreas para dormir, áreas de comida y comedor, baños y otros detalles muy precisos para los asentamiento. Si bien el camino hacia el final de la historia, en una de estas islas, es bastante lineal, tendrás la libertad de llegar de la manera que quieras. Puedes construir el mínimo para mantener estable el asentamiento, o podrás hacerlo tan elaborado como lo desees.

Hay un buen nivel de libertad en las islas, lo que mantiene las cosas frescas para la historia en general. No hay que olvidar que otro criterio es la administración de todos los aspectos sociales del asentamiento, al mismo tiempo que deberemos defender el área de los monstruos cercanos, seguir con el progreso de la historia y, finalmente, mejorar toda la comunidad en el proceso.

Si por un lado, la construcción y la libertad dentro del juego son probablemente sus mejores aspectos, el combate es probablemente el peor. El sistema de combate en Dragon Quest Builders 2 es bastante simple, tal vez demasiado, pienso que un mejor bloqueo o mecánicas incorporadas para esquivar probablemente podrían haberlo ayudado a sentirse mejor. Pero, por otro lado, existe una buena progresión relacionada con este aspecto del juego, con la capacidad de crear nuevas armas para ti y para tu compañero. Entre lo poco rescatable en esta área es que tienes una IA que tomará el control la mayor parte del tiempo. Malroth es bastante efectivo como tu guardaespaldas personal y estará contigo constantemente en este viaje; por lo general, realizará más daño que tú en cualquiera de las batallas, siempre y cuando se encuentre cerca. De no estarlo, podrías sentirse incluso superado por los enemigos.

Si bien este aspecto del juego es el menos divertido, las opciones de construcción, elaboración y administración son realmente la experiencia central aquí. La construcción se realiza bloque por bloque y esto puede parecer un poco impreciso a veces, especialmente en un enfoque de tercera persona. Pasar a la vista a primera persona se convirtió finalmente en la forma en que disfruté más de los aspectos de la construcción del juego, ya que me permitía una mayor precisión al colocar bloques.

Si bien la creación es un tanto simple en Dragon Quest Builders 2, encontrarás muchas cosas por elaborar, pero generalmente las hallarás a través de la progresión natural del juego en lugar de cosas como lo divertido que puede llegar a ser el “prueba y error”. Para ello tendrás una mesa de elaboración de artículos y un yunque para armas. Si ha aprendido cómo elaborar algo, entonces ese “algo” estará disponible en el tablero de elaboración. Si tiene los ingredientes requeridos, podrá construir el elemento, si no los tienes, no podrás. En ese sentido, los únicos problemas reales con los que te toparás en el proceso de elaboración es tener los ingredientes a mano.

Eventualmente podrías quedarte sin un determinado artículo y deberas recordar cómo o dónde localizarlo nuevamente. Las islas de la historia parecen medidos en el sentido de que casi siempre encontrarás los elementos que necesitas y muy rara vez existirá confusión al tratar de encontrar un ingrediente específico.

Llegado a este punto, debo mencionar que la gestión y la nivelación son probablemente mis cosas favoritas del título, puesto que hay un nivel increíble de satisfacción en los aspectos de gestión de Dragon Quest Builder 2. Tus asentamientos funcionan como en los Sims. Estos personajes vivirán sus días trabajando en campos, minas y haciendo cosas como cocinar, bañarse, ir al baño, comer, beber y muchas actividades diferentes que ocurrirían en un día normal. Es por ello que también necesitan recreación, comida y otros elementos esenciales para hacerlos felices. Cuanto más felices son, serán más productivos y será mucho más sencillo y rápido alcanzar las metas.

Gran parte de esto también se traslada a nuestra propia isla personal. Hay una buena cohesión entre nuestra isla y las historias de las islas que visitamos. En la nuestra contaremos con un gran bloque de terreno que podremos moldear de la manera en que queramos. Si bien hay muchos recursos naturales en nuestro entorno, los personajes que regresan con nosotros a nuestra isla ofrecerán algunas habilidades especiales. Del mismo modo, el ambiente general dentro de Dragon Quest Builders 2 es interesante. Los personajes de estilo chibi y el tono general de la mayor parte de la narración son genuinamente bonitos y divertidos, mientras que a veces se extienden hacia un territorio extraño y oscuro.

Para finalizar, me quedo con la idea de que incluso con algunas quejas pequeñas y otras más grandes (como el sistema de combate), Dragon Quest Builders 2 es muy divertido de jugar y experimentar. Es un juego pausado, uno que no es demasiado exigente y bastante divertido si deseas tomarl en pequeñas porciones o sesiones largas de varias horas. Si bien yo no era un gran fanático de Dragon Quest he visto con sorpresa mis ganas de conocer más de esta franquicia.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Dragon Quest Builders 2 para PlayStation 4 brindada por Square Enix.

Good

  • El nivel argumental es un buen toque que encamina de muy buena manera la experiencia
  • El sistema de creación es bastante libre, brindándonos muchos recursos para adquirir nuestras metas
  • Los distintos elementos, como áreas y personajes, brindan una mayor diversidad de cómo interactuar con los distintos sistemas del juego
  • Visualmente el juego es bastante correcto

Bad

  • El sistema de combate

Summary

Si te gustan los aspectos de construcción, creación y recopilación de elementos como en juegos como Minecraft, pero quieres un poco más de estructura y elementos narrativos, entonces Dragon Quest Builders 2 es una recomendación fácil, ya seas fanático de la franquicia o no.
9

Sobresaliente

Lost Password