fbpx

Dragon Ball FighterZ Análisis

Videojuegos
8

Muy Bueno

En los últimos años no han sido escasos lo juegos de Dragon Ball que hayan tratado de capturar la esencia del manga, el anime, las películas y otros productos derivados de la creación de Akira Toriyama. Algunos han sido decentes. Los juegos de Dragon Ball Xenoverse que se han lanzado recientemente fueron bien recibidos por los fanáticos y críticos, mientras que otros títulos como “Battle of Z” no lo fueron.

En ese sentido, ha sido un poco jugar al azar para los fanáticos de Dragon Ball, pero Dragon Ball FighterZ parece cambiar eso. Arc System Works, los desarrolladores de los populares juegos de lucha BlazBlue y Guilty Gear, han tomado ese estilo cinematográfico en 2D, y lo han envuelto en una tonelada de fan service en términos de presentación y han producido una de las experiencias mejor logradas de Dragon Ball que hemos visto en años.

Después de todo la franquicia Dragon Ball se respalda en las luchas, así que juntarlo con Arc System Works parecía una combinación hecha en el cielo. Con el producto terminado en mano, esto ciertamente se ha convertido en una realidad. Dragon Ball FighterZ es un juego de lucha, así de simple. Mientras que otros juegos de Dragon Ball han tenido elementos multijugador en ellos, este es un juego con una identidad muy fuerte en términos de género.

FighterZ toma algunas de las mejores partes de los trabajos anteriores de Arc System Works, los combina con algunos de los elementos de la franquicia Marvel vs. Capcom, y ofrece una experiencia de juego que es divertida tanto para los recién llegados como para los que quieren profundizar en la escena competitiva.

Mientras que FighterZ está muy dirigido a una audiencia que aprovecha elementos online, también hay un modo campaña para un solo jugador. Esta historia presenta tres arcos separados que presentan un capítulo para los Súper Guerreros, uno para los Villanos y otro para los Androides. En este punto, la historia de la campaña está bien hecha desde el punto de vista artístico y el rendimiento, pero cae un poco en la narrativa.

Es decir, aplaudo el esfuerzo por presentarnos tres distintos enfoques o puntos de vista ante un mismo evento en la historia de Dragon Ball, y a pesar de ser el mismo no se siente reutilizado, ya que cada enfoque es muy único y cambia bastantes aspectos de como viviste la historia en los arcos anteriores. El único problema aquí es la ejecución. Cada escena está sujeto a que continuemos pulsando los botones para darle paso a los diálogos e incluso a las secuencias de acción, esto, de alguna manera, corta la fluidez de las escenas y llega a tornarse tedioso. Y eso definitivamente es un punto en contra, ya que a pesar de que la historia puede llegar a ser interesante, está sujeta a nuestra paciencia.

El modo campaña posee una especie de mapa abierto en el cual podremos descubrir diferentes subarcos de la historia a medida que lo vayamos explorando, este es un punto a favor ya que enriquece un poco más los acontecimientos del modo campaña. Pero, por momentos, comienza a sentirse muy repetitivo. Algo interesante de jugar en distintos arcos es que hacia el final esto te permitirá familiarizarte con casi todos los personajes del juego, ya sean Guerreros, Villanos o los androides, a manera ir escogiendo a tus favoritos para los próximos modos que te ofrece FighterZ

Ahora, la dificultad de la historia es probablemente el elemento más errático del juego en sí. En el primer arco del juego la dificultad será bastante reducida haciendo que los enemigos sean incapaces de esquivar nuestros golpes y, sin percatarnos, darle fin a la batalla de manera muy rápida. El no poder encontrar un reto realmente significativo en la primera parte del juego, sumado al tedio de los cutscenes antes descrito, realmente tornan estresante a la primera parte del modo campaña, hasta algo aburrido.

Pero, felizmente, las cosas cambian hacia el inicio del tercer acto en donde todos los enemigos parecen haber conseguido una inyección de adrenalina y nos entregan batallas en donde nos obligan a ser más cautelosos y estrategas. Definitivamente si este nivel de dificultad se hubiera mantenido desde el comienzo habría sido mucho mejor, ya que al ser FighterZ, por sobretodo, un juego de pelea, es ahí en donde siempre debe respaldarse.

En cuanto al sistema de batalla, las peleas en Dragon Ball FighterZ son bastante accesibles, y a su vez, profundas. El juego tiene suficiente matiz para que los fanáticos de los juegos de lucha competitivos puedan sentirse agustos, pero también es increíblemente indulgente para los jugadores que solo están tomando el control por primera vez.

De hecho, con muy poca experiencia puedes realizar algunos de los movimientos más mortales del juego, y muchos de estos elementos del juego están ligados a comandos simples. También es bastante lineal en términos de cómo juega cada personaje. Hay alguna diferencia, sin duda, pero en su mayor parte, una vez que has aprendido los controles de un solo personaje en el juego, puedes pasar fácilmente a otros sin tener que memorizar toda una lista de movimientos nuevos. Este es un marcado contraste con muchos otros juegos de lucha donde el dominio de un solo personaje rara vez tiene mucho arrastre a otro.

La combinación de este estilo de juego y el asombroso arte que se exhibe en el combate de FighterZ se combina bien con el sistema de “cambios”. Al igual que Marvel vs. Capcom, los jugadores eligen un equipo de tres personajes y pueden cambiar entre ellos a voluntad durante una partida.

Del mismo modo, no me puedo quedar sin mencionar lo realmente frenético que es el juego. Los combos son algo que realmente podría dejarte en knock out si te descuidas ya que siempre estarás a la merced de una imparable seguidilla de golpes. Es en esta sección que el juego te brinda distintos recursos para que pongas a prueba. Diferentes acciones como desaparecer o hacer sparring dependerán de tu agilidad mental y nivel de estrategia para detener los enfurecidos y poderosos golpes de tus contrincantes.

Todo esto está acompañado de un despliegue realmente maravilloso de animación que acompañan nuestros ataques más poderosos. En ese sentido, no me cabe duda de que Dragon Ball FighterZ es lo más parecido que he visto al anime y la sensación de fluidez que otorga el juego es otro de los elementos por el cual no puedo estar más que sorprendido.

El hub es algo que ya muchos hemos podido ver durante la fase beta del juego, aquí se nos presenta un pequeño mundo desde donde podremos acceder al ya mencionado modo campaña, así como a los otros elementos del juego. Por un lado la tienda nos proveerá de artículos cosméticos para personalizar a nuestro personaje. El modo práctica te permitirá enfrentarte a la CPU, intentar desafíos combinados y, por supuesto, completar los tutoriales de batalla.

A esto se le suma, un centro para batallas locales y el muy interesante modo Arcade. Sin lugar a dudas estos modos serán de los más utilizados por los usuarios ya que nos permitirán enfrentarnos a otros usuarios de modo local o abordar distintas escalas de oponentes. Si te estabas quejando de la poca dificultad del modo campaña, entonces definitivamente deberás probar tus habilidades y resistencias en los modos más difíciles del Arcade. Este es, probablemente, el lugar en donde más me he empecinado por completar las olas más fuertes de contrincantes.

Otra de las carnecitas del juego es el modo online, en donde la mayoría de usuarios sacarán el máximo provecho de FighterZ. El componente online del juego permite a 64 jugadores recorrer su mundo, cada uno usando avatares únicos y desbloqueables para crear su propia identidad en línea. Esta parte del juego permite a los jugadores participar en varios tipos de batalla, desde partidas casuales a rankeadas, partidas mundiales, partidas de arena y una serie de características que ayudan a los jugadores a comunicarse y conectarse entre ellos.

Como suele ser el caso con las experiencias en línea, el juego realmente depende de la conexión de red entre dos jugadores en términos de rendimiento. Nuestra experiencia ha sido buena hasta ahora con el juego en línea en Dragon Ball FighterZ, y suponiendo que Bandai Namco tenga un lanzamiento sin problemas para FighterZ, suponemos que durante el lanzamiento no habrá problema alguno.

Algo que no puedo dejar de mencionar es la música, cada batalla está muy bien acompañada por composiciones que nos brindan adrenalina y entusiasmo. Así mismo, cada efecto de sonido es realmente fiel a la franquicia, por lo cual es otro de los elementos más que nos brinda la ilusión de que realmente estamos en el universo de Dragon Ball.

Para finalizar, Dragon Ball FighterZ es un juego increíble para mirar y jugar. Arc System Works ha hecho lo correcto con la franquicia, así que podemos estar tranquilos y tener el anhelo de que esto ha sido solo un primer paso para el brillante futuro de la desarrolladora con Dragon Ball.

Good

  • Sistema de batalla sublime
  • Gran nivel de animación
  • Efectos de sonido muy fieles al anime
  • Modo Arcade

Bad

  • La historia no es realmente buena
  • El nivel de dificultad en la campaña

Summary

Dragon Ball FighterZ es, sin duda alguna, los juegos que los fanáticos de Dragon Ball hemos estado esperando. La compra es bastante recomendada.
8

Muy Bueno

Lost Password