fbpx

Desperados III Review

Videojuegos
8.5

Muy Bueno

El mundo de los videojuegos necesita más del género western. La frontera abierta del salvaje oeste se presta perfectamente a una gran jugabilidad, pero los juegos raramente capitalizan la libertad y las posibilidades que proporciona un entorno occidental. Incluso, es mucha menos la intención de los westerns de alejarse de los géneros de acción o los shooters estándar, por lo que la serie Desperados ocupa un espacio bastante único. No sólo es uno de los pocos westerns dignos de mención del mundo de los juegos, sino que también es uno de los pocos juegos tácticos en tiempo real que existen.

Desperados III pretende resucitar la serie clásica de elementos tácticos, manteniendo su enfoque en el sigilo mientras retoca las cosas para la era moderna y, déjame decirte, que lo logra completamente. Debido a su extraña combinación de género y escenario, Desperados III ofrece una mezcla única de estrategia, personajes e historia, que no se puede encontrar en ningún otro lugar actual.

Ha pasado un tiempo desde la última entrega de la franquicia Desperados, y esta vez, un nuevo equipo de desarrollo se ha subido a la silla. Mimimi Games, el equipo detrás de Shadow Tactis: Blades of the Shogun de 2015, dirige esta precuela de la clásica serie de vaqueros, y su influencia en el juego se hace evidente desde la primera misión, claro, eso si estás familiarizado con el trabajo previo del equipo.

Si has jugado Shadow Tactics, entonces sabes qué esperar de Desperados III, pero si no lo has hecho, déjame que te ponga al corriente. Desperados III es un juego táctico en tiempo real con un gran énfasis en el sigilo. Controlarás a un puñado de personajes, cada uno con sus propias habilidades, y se te encomendará la tarea de completar varios objetivos como alcanzar ciertas áreas o matar a ciertos enemigos.

El título se juega desde una perspectiva isométrica, lo que te permite tener una vista aérea de tus personajes, los enemigos y los objetos del entorno. Todo lo que aparece en pantalla en un momento dado es importante, y utilizar el entorno a tu favor es la clave de la victoria. No sólo se fomenta la experimentación, sino que se requiere que sea directa para superar con éxito los largos niveles del juego. En otros títulos de estrategia/táctica, la posibilidad de guardar el juego siempre es una opción, pero casi nunca es la forma en que se pretende jugar. En Desperados III, el guardado lo es todo. El juego te dice que hagas varios guardados frecuentes y que recargues si algo sale mal. De hecho, si pasas demasiado tiempo sin guardar la partida, aparecerá un recordatorio gigante de guardado en la pantalla con un temporizador que cuenta los segundos desde la última vez que guardaste.

Aunque al principio pueda parecer innecesario hacer tantos archivos de guardado como te indique el juego, pronto aprenderás que debes incorporar ese sistema a tus estrategias para tener éxito en Desperados III. El título es increíblemente brutal, pero aún así no lo consideraría un castigo. Un solo error puede significar la muerte para cualquiera de tus personajes, y todo lo que hace falta es un cono de visión errado o un disparo mal efectuado para hacer fracasar un plan. Nunca se te castiga por probar cosas porque siempre tendrás contigo alguna partida guardada a la que volver si todo sale mal. Esta es la principal razón por la que Desperados III funciona, y por lo que posee una sensación de aire fresco para el género táctico.

Desperados III es tanto un juego de rompecabezas como táctico. Cada enemigo es mortal por sí mismo, y los grupos de enemigos que patrullan requieren que pienses a futuro y planees tus acciones para eliminarlos silenciosamente. Atraer y distraer a los guardias para derribos aislados es algo común en Desperados III, pero no por ello hay que dejar de considerar que los distintos tipos de enemigos lanzan todo tipo de golpes en la mezcla. Algunos enemigos se niegan a abandonar sus puestos para investigar las distracciones, mientras que otros sólo pueden ser asesinados sigilosamente por ciertos personajes.

Un personaje disfrazado puede pasar fácilmente por las líneas enemigas, pero sin dejar de considerar que unos pocos arquetipos de enemigos selectos pueden ver a través de la artimaña de tu personaje. Lidiar con tipos de enemigos avanzados es difícil por sí solo, pero cuando Desperados III combina varios tipos de enemigos en una sola área, te ves obligado a utilizar todos y cada uno de los aspectos de tu arsenal para salir adelante. En ese sentido, cada nivel acaba actuando como una serie de puzzles autónomos que se unen para formar una gran misión.

A menudo tendrás el control de varios personajes a la vez en Desperados III, y habrá momentos en los que tendrás que orquestar un plan perfecto en el que cada personaje realice acciones en simultáneo para poder atravesar una zona. Aunque el juego suele desarrollarse en tiempo real, puedes entrar en el modo Showdown para poner todo en pausa y poner en cola las acciones que cada uno de tus personajes debe realizar al mismo tiempo. Esto hace que las eliminaciones duales, los disparos sincronizados, y otras técnicas sofisticadas, sean más sencillas, y la combinación de las habilidades únicas de cada personaje, para llevar a cabo un plan bien pensado, es siempre inmensamente satisfactoria.

Sin embargo, lo más sorprendente de Desperados III es su excelente diseño de nivel. Cada misión presenta numerosos escondites y cosas con las que interactuar en el entorno, y como tal, nunca se siente como si hubiera un solo método establecido para completar un objetivo. Además, justo cuando crees que has visto todo lo que Desperados III tiene que ofrecer, te deja caer una nueva mecánica que puede alterar drásticamente tus estrategias y estilos de juego. Algo tan simple como la cobertura que nos brinda la noche o la presencia de pasos prominentes en el barro, te obligan a encontrar soluciones creativas a problemas nuevos. Esta nueva mecánica también introduce nuevas opciones en la lucha. Por ejemplo, en un nivel nocturno al principio del juego, puedes recoger antorchas para matar a los enemigos que se encuentran en los charcos de aceite, pero el personaje que lleva la antorcha no podrá esconderse en los arbustos sin apagar la antorcha, además que será visible desde mucho más lejos de lo normal. En el papel, estas son pequeñas adiciones y ajustes, pero en la práctica, ayudan a dar a cada uno de los niveles de Desperados III un sentido único de identidad.

Sin embargo, los verdaderos ejemplos brillantes de diseño son los niveles que presentan Zonas Civiles. Las Zonas Civiles son áreas neutrales en las que tus personajes pueden caminar libremente siempre que no realicen ninguna acción sospechosa. Estos niveles transforman Desperados III en una versión isométrica de Hitman, permitiendo a tu grupo explorar lugares públicos con la intención de lograr tu objetivo de la forma más discreta posible. Un nivel inicial del juego te envía a un típico pueblo del oeste, y dento hay cuatro objetivos que debes matar de la forma que prefieras. Explorar y reunir información para localizar posibles entradas a zonas vigiladas, u otras oportunidades, es realmente genial.

Desperados III también presenta una historia sorprendentemente convincente, especialmente para un juego de su género. El género táctico de sigilo sigue siendo el centro de atención, pero las misiones están interrumpidas por escenas con gran diálogo. Hay que dejar en claro que no es Red Dead Redemption, pero aún así Desperados III se las arregla para contar una divertida historia occidental sobre venganza. Cada uno de los personajes principales son bastante simpáticos, y sus bromas, tanto en las cutscenes como en el juego, me han hecho sonreír en más de una ocasión. El juego también se siente increíblemente pulido, con ambientes detallados y animaciones limpias gracias a la captura de movimiento. La historia y la presentación no son suficientes para atraer a los que no están ya interesados en este tipo de juego, pero definitivamente fueron suficientes para motivarme a pasar por áreas difíciles con el fin de ver qué pasaría después.

Por desgracia, Desperados III no está exento de defectos. A pesar de que las misiones son agradables, empiezan a añejarse después de un tiempo. En cada una de las misiones del juego, puedes pasar mucho tiempo a hurtadillas y recargando las partidas guardadas, y el ritmo puede ralentizarse. Después de cada misión, hay una pantalla de repetición que muestra rápidamente tus movimientos y acciones durante toda la misión. Aunque al principio es una buena recompensa por haber terminado un nivel, rápidamente pasa a ser una comprensión de cuánto tiempo pasaste en un nivel determinado para lograr muy poco en el gran esquema de las cosas. Se presentan constantemente nuevas ideas a lo largo de la campaña, pero se prolongan durante mucho más tiempo del que deberían y grandes porciones de las misiones terminan sintiéndose como un relleno.

También está el tema de los controles. Como la mayoría de los juegos de estrategia/táctico, Desperados III se siente mejor con un teclado y un mouse. Mi experiencia fue a través de una PS4 Pro, y aunque finalmente aprendí el esquema de control, el mando nunca se sintió natural para Desperados III. Jugar con un mando en una consola sigue estando bien, pero usar un teclado y un mouse en PC es absolutamente la mejor manera de jugar este título. Girar constantemente la cámara, intercambiar habilidades y cambiar los personajes controlados siempre me pareció un poco incómodo con un mando. Sin embargo, Desperados III cuenta con controles totalmente personalizables independientemente del dispositivo de entrada, por lo que el esquema de control puede ajustarse a tu gusto para aliviar parte de la incomodidad.

A pesar de unas pocas quejas (relativamente menores), Desperados III logra plenamente revivir la serie Desperados para una nueva era. El escenario occidental es increíblemente único para el género, y permite a Desperados III contar una historia interesante con personajes agradables y locaciones impresionantes.

Aunque las cosas pueden empezar a ponerse difíciles después de un tiempo, el diseño de los niveles y el juego del tipo sigilo son de los mejores del género, y constantemente se introducen nuevas mecánicas en la mezcla, en un intento de mantener las cosas frescas. El sistema de guardado es extremadamente liberador, permitiendo la experimentación en un grado sin precedentes sin temor a las consecuencias. Desperados III es definitivamente digno de tomarse en cuenta, ya sea por el divertido cuento occidental que narra o por el profundo juego táctico de sigilo que ofrece.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Desperados III para PlayStation 4 brindada por THQ.

Good

  • Un escenario occidental bien realizado
  • Gran presentación y animaciones
  • Interesantes habilidades
  • Mecánicas que se amoldan al personaje y las locaciones

Bad

  • El juego de prueba y error puede desgastarse
  • Controles en consola

Summary

Hay mucho que amar en Desperados III, tiene una gran puesta en escena, una buena presentación y una mecánica genial, y su defectos no arruinan en lo absoluto una experiencia bastante entretenida.
8.5

Muy Bueno

Lost Password