Dark Souls: Remastered Análisis – Dark Souls: Remastered

Videojuegos
8

Muy Bueno

Si hubo un juego que tuvo un gran impacto en el diseño de los juegos modernos, podría decirse que ese sería Dark Souls. La saga Souls comenzó con un perfil relativamente bajo con Demon’s Souls, que terminó siendo un completo éxito sorpresa. Bandai Namco fue lo suficientemente inteligente como para comprender su popularidad y comenzó a trabajar en una colaboración con From Software para Dark Souls.

Este fue el primer juego Souls multiplataforma y terminó siendo uno de los juegos de la franquicia más exitoso y elogiado por la crítica. En esta generación, hemos visto tantos títulos remasterizados que puede ser un tanto abrumador por momentos. Pero, al tratarse de Dark Souls, siempre sentí que su primer lanzamiento nunca le hizo justicia del todo.

El título se lanzó en PS3 y Xbox 360 en el 2011 y estuvo plagado de problemas técnicos relacionados con rendimiento. La velocidad de fotogramas en particular fue tan mala en Blight Town que requería un esfuerzo bastante grande solo para atravesar esa área. Es así que, por momentos, Dark Souls terminó siendo el centro de bromas y memes debido a su terrible velocidad de cuadros.

Esto nos lleva a la versión para PC, que fue uno de los primeros juegos de Souls publicado por Bandai Namco. Fue lanzado en un momento en que los desarrolladores japoneses ignoraban el mercado de PC, e incluso si lanzaban un juego para aquella plataforma, la calidad del puerto era terrible sin soporte para la mayoría de las características básicas.

Con eso en mente, Dark Souls fue uno de esos puertos que era una versión para PC en todo menos en el nombre. Se bloqueó a 30 FPS y se restringió a solo 720p de resolución, que es casi la misma que la versión de Xbox 360. Afortunadamente, los modders pudieron arreglar la versión de PC, permitiendo a los usuarios desbloquear la resolución y la velocidad de fotogramas para Dark Souls, lo que permitió aprovechar todo su potencial.

RELACIONADO: ¿NOVATO EN DARK SOULS? ¡NO TE PREOCUPES MÁS!

Después de toda esta historia problemática para el juego, tiene sentido que un remaster sea esencial para aquellos que quisieran experimentar esta obra maestra. Esto nos lleva al lanzamiento de Dark Souls: Remastered, que ahora es la versión definitiva del juego. Parece que Bandai Namco se ha tomado en serio los comentarios y las quejas de los fanáticos y este remaster fue desarrollado con el fin de satisfacerlos.

Dark Souls: Remastered es un título en Full HD con soporte de alta resolución de hasta 4K y funciona a 60 FPS en todas las plataformas. Sin duda alguna es una gran actualización del juego original en cuanto al aspecto netamente técnico, pero ¿tiene alguna otra mejora que lo haga esencial para aquellos que ya lo hayan jugado anteriormente?

En primer lugar, si nunca has experimentado un juego de la franquicia Souls, este juego sigue siendo un buen punto de entrada para los recién llegados. Si decides aceptar el reto entonces prepárate para morir mucho, ya que Dark Souls: Remastered sigue siendo uno de los juegos más retadores del mercado. Siempre sentí que era más difícil que sus secuelas, pero tal vez fue porque mi primera experiencia con la saga fue precisamente con este título.

Una de las áreas donde es bastante sencillo argumentar que el juego es infinitamente mejor es en el diseño realizado del mundo. Lordran es una de las áreas más hermosas e inteligentemente diseñadas de toda la saga.

No obstante, mi decepción con el remaster es que las imágenes no parecen ser tocadas de manera significativa. Todavía se ve como un juego de la generación pasada con mejoras en la resolución y una pequeña actualización en la iluminación. Los efectos se mejoran y esto se ve inmediatamente en elementos como el fuego de las hogueras, además que las texturas proporcionan una mayor profundidad al entorno.

Aún con ello, la mayor contribución es, sin duda alguna, el trabajo realizado en torno al rendimiento, y eso es algo que no puedo dejar de alabar. Y, que dicho sea de paso, es una de las mayores razones para volver a experimentar el icónico título de From Software.

RELACIONADO: MIRA TODOS LOS PUNTAJES Y RESEÑAS DEL JUEGO

Como ya lo mencioné anteriormente, Dark Souls: Remastered corre a 60 FPS bloqueados en consola. Y además del aumento de la resolución a 4K, el sólido 60 FPS ayuda mucho a hacer la experiencia mucho más agradable. Al tratarse de un RPG de acción, es importante tener aquí una muy buena y precisa respuesta de los mandos (ya sea que estés utilizando el Dual SHock 4 o el control de Xbox One).

El aumento en el rendimiento ahora hace que sea más sencillo enfrentarte a los enemigos, pero como resultado, el juego termina sintiéndose algo más fácil. Y eso es algo que podrás notarlo fácilmente si es que eres un veterano de la saga.

Otra mejora que se ha realizado es el cambio a servidores dedicados y el aumento en el número de jugadores en línea. Dark Souls: Remastered es un juego online por defecto que requiere que mantengas una conexión con el servidor. Es posible jugarlo sin conexión pero, sinceramente, hará que pierdas la mayor parte de la diversión al interactuar con otros usuarios.

La experiencia online ahora es más fluida, sin mucha demora para interrumpir el flujo de acción, aparte que la velocidad de fotogramas apenas cae, incluso si hay múltiples jugadores en pantalla. Cabe mencionar que el remaster también viene con la expansión posterior al lanzamiento llamada ‘Artorias of the Abyss’ que incluye una nueva ubicación para explorar y muchas horas más que le otorgan vida al juego.

Para concluir, tomando en cuenta sus puntos buenos y en contra, Dark Souls: Remastered sigue siendo una experiencia increíblemente agradable hasta el día de hoy.  Este es un juego que definitivamente estableció la hoja de ruta para los Souls que llegaron después, además de influir en la industria como muy pocos juegos lo han hecho.

Los diseños de nivel, los diseños de jefe, el estilo artístico y la jugabilidad ciertamente se mantienen y han envejecido bastante bien, tanto así que no pienso en ninguna otra mejor manera que esta para volver a experimentar Dark Souls.

Good

  • Rendimiento altamente mejorado
  • Se mantiene una gran calidad en 4K y 60 FPS
  • Elementos online estables
  • Sigue siendo tan retador como la primera vez

Bad

  • En cuanto a gráficos sí se observa el envejecimiento del juego

Summary

Si hasta ahora no habías tenido el placer de ingresar al mundo de Dark Souls, probablemente te convenga mucho hacerlo ahora. Si por el contrario, eres un veterano, entonces te recomiendo jugarlo de la forma en que siempre debió haber sido presentado este juego. Muy recomendado.
8

Muy Bueno

Lost Password