Cuphead Análisis

Videojuegos
9

Sobresaliente

Si un juego ha capturado realmente la apariencia de una historieta de los años 30, es Cuphead de StudioMDHR. Su estética retro y el tono de color sirven como un recordatorio inmediato de las animaciones muy tempranas de Mickey Mouse. Los jugadores asumen el papel de Cuphead, una encarnación literal del nombre, que está en una búsqueda para pagar una deuda que debe al diablo luchando contra una serie de jefes.

Cuphead es un juego del tipo Run & Gun en 2D, con desafiantes niveles que ponen a prueba tu paciencia y te castigan al mínimo error. Por eso mismo, hay un montón de lo que vendríamos a conocer como ‘ensayo y error’, y eso es  parte integral de la filosofía de diseño de la vieja escuela en videojuegos. Es probable que falles a menudo, y aunque esto puede ser una especie de decepción para algunos, por lo general hay una experiencia de aprendizaje ocultos en cada fracaso. A pesar de su alta dificultad, el juego no se siente particularmente injusto, y conseguir el éxito de un nivel luego de tantos fracasos a menudo tiende a sentirse bastante gratificante.

Después de vaganbundear lejos de casa, los hermanos Cuphead y Mugman terminan ingresando al Casino del Diablo. Dentro no podrán evitar acercarse a la mesa de dados y así comenzar una racha ganadora. El mismo Diablo les ofrece a ambos un trato tan atractivo que se les es imposible negar. De ganar una partida más podrán recoger todo el dinero deseado, de lo contrario como castigo perderían sus almas. Por supuesto, los dos pierden este juego, pero logran llegar a un acuerdo para trabajar como cobradores de deudas para el Diablo. Este nuevo empleo los hace aventurarse a través de la Isla Inkwell para recaudar y visitar a los distintos deudores. De primera mano, la premisa es algo inesperada para lo que podríamos esperar de un juego que luce como Cuphead, la trama posee unos puntos muy oscuros que la hace verdaderamente interesante y deliciosa, sobre todo si la contrastamos con su exterior de dibujos animados.

Evidentemente, la historia no es una parte integral del juego. Cuphead está diseñado como un mapa que muestra todo su mundo y que cuenta con numerosos puntos claves de los cuales se desprenden los niveles de juego. Algunos son sólo peleas con jefes, algunos son niveles de plataforma con estilo Run & Gun, y, del mismo modo, contamos NPCs dispersos por todo el mundo para darle un poco de sabor. Con algunos de estos NPC’s podremos dialogar para adquir nuevas habilidades que podremos canjear por monedas. Estos serán unos power-ups que funcionarán del tipo de armas primarias, habilidades, buffs o supers que serán de mucha ayuda.

Todo este sistema de progresión y mejorar será bastante importante para poder avanzar en Cuphead. Este juego puede ser una experiencia increíblemente frustrante y es importante que la gente sepa en qué se está metiendo aquí con este título. Incluso en el modo que MDHR considera “Simple”, todavía puede tener un momento difícil ya que cada nivel te empuja a tus límites y habilidades de reconocimiento de patrones y destreza. La sensación que obtuve del juego es la misma que recibí de los primeros juegos de la franquicia Souls, en el sentido de la importancia de reconocer patrones y adaptarme a las diferentes formas que cada enemigo pueda asumir para realizar sus ataques. Dicho esto, hay mucho de ensayo y error en Cuphead. Sin puntos de control, Cuphead puede ser francamente frustrante a veces, pero ganar la batalla que tanto tiempo te ha tomado dominar puede resultar realmente gratificante.

Los enemigos y los peligros están por todas partes en Cuphead y necesitarás realmente conseguir un control firme en los controles del juego para el éxito. Aunque no es un título netamente del tipo Mega Man en que las diferentes armas permitirá una progresión más fácil, probar diferentes para diferentes batallas sin duda puede hacer las cosas un poco menos extenuante. El sistema de parry del juego es probablemente la cosa más difícil de dominar, pero desempeña un papel importante durante todo el juego. A cualquier cosa de color rosa en Cuphead se le puede hacer “parry”, lo que permitirá darle un impulso al medidor de tu movimiento especial, siempre y cuando tengas éxito.

Muy aparte de eso, no dejarás de disparar durante tu travesía en las tres principales regiones del juego. Teniendo en cuenta ello, no creo que MDHR haya reutilizado activos en términos de tipos de enemigos para diferentes niveles. Cada uno se siente como hecho a medida, finamente sintonizado, es decir, piezas de arte jugable que están diseñado para ponerlos a prueba en los escenarios más creativos que hemos visto en este género. Encontrarás genios, robots gigantes e incluso al diablo mismo si puedes llegar lo suficientemente lejos. Todo está acompañado por una increíble banda sonora orquestal que realmente completa los aspectos de la presentación de Cuphead. Si lo que buscas es impresionarte de manera visual entonces de seguro Cuphead es lo que buscas.

Hay un modo simple que permite una experiencia un poco menos impositiva, pero que aún así te exigirá bastante. Ahora, puedes aprovechar e modo cooperativo de Cuphead para jugar con un amigo más de forma cooperativa local. Por otro lado, si estás buscando aún más desafío, completar el juego desbloqueará un modo “Expert” aún mucho más difícil que ya limita con lo ridículamente desafiante. Pero que, sin lugar a dudas, extiende la vida del juego si lo que estás buscando es perfeccionarlo por completo. Lo que sí debo señalar es que el número de mundos queda algo corto, y rápidamente estamos deseando más niveles, y eso que el juego cuenta con un número bastante impresionante de jefes.

Cuando se profundiza aún más en el desarrollo de Cuphead, y el pequeño equipo que creó un juego tan increíble, es bastante sorprendente pensar en todo lo que se ha realizado aquí. Si bien los trailers nos pintaban de cierta manera qué esperar del juego, me quedo asombrado ya que Cuphead me ha sorprendido tanto en términos visuales. Los artistas, animadores, músicos y demás personas vinculadas al desarrollo del juego han hecho un trabajo sublime. La espera fue larga y ahora es fácil ver por qué, Cuphead es sin duda un título imperdible para todo afortunado que tenga la oportunidad de jugarlo.

Good

  • Visualmente hermoso
  • Bastante retador
  • Co-op
  • Banda sonora impecable

Bad

  • Agregar mayores mundos
9

Sobresaliente

Lost Password