Crash Bandicoot N. Sane Trilogy Análisis

Videojuegos
8

Muy Bueno

Muchos años antes de que Naughty Dog creara al muy popular Nathan Drake para protagonizar la bien recibida franquicia de Uncharted y que, del mismo modo, nos mostraran la belleza y terror del aclamado The Last of Us, la desarrolladora tuvo la chance de producir otra estrella de PlayStation, me refiero al bastante popular Crash Bandicoot.

Luego de más de 20 años de su lanzamiento original, Crash está de regreso junto a todos los cimientos con los que se presentó la primera vez con el único propósito de rescatar a su novia Tawna de las manos de su archienemigo Cortex. Con eso en mente podemos ver que este es un remake hecho en base a toda la estructura original. En ese sentido sí se siente que la nueva desarrolladora, Vicarious Visions, ha tenido algo más que respeto al recrear punto por punto el diseño estructural de los niveles vistos hace tanto tiempo y eso está bien.

A diferencia de muchos otros remakes en los que los encargados sienten la libertad de poder inyectar algunas dosis de originalidad y cambios, en el caso de Crash Bandicoot se optó por mantenerlo tal cual lo recordábamos. De lejos esta decisión es bastante buena puesto que la figura y el recuerdo de Crash se fue desvaneciendo por un número bastante grande de malos juegos, cambios y secuelas totalmente innecesarias. En ese sentido volver a ver a la primera franquicia tal cual la recordábamos fue algo bastante bien recibido. Con ello en mente es imposible no esbozar una sonrisa al interactuar el juego por primera vez ya que definitivamente es un golpe a la nostalgia que nos hará regresionar a edades más tempranas.

Claro está que definitivamente podremos ver un cambio abismal a nivel técnico acorde a las animaciones modernas. N. Sane Trilogy nos proporcionará gráficos mejorados con un rendering que llega hasta los 1440p, efectos de movimiento, música y efectos de sonido geniales además de re-plantearse el cómo un juego de la vieja escuela como este podrá funcionar para las exigentes demandas de los consumidores actuales. Con todo ello bajo la mesa no puedo estar más que conforme al decir que Crash Bandicoot luce espectacular en la PlayStation 4.

Esta trilogía es un título old school por todos los lados, y en ese sentido de repente podrás percatarte que la franquicia ha envejecido. Definitivamente se siente algo desactualizada de los retos que los juegos de plataforma ahora proponen. Pero eso no es algo malo, solo que podrás percatarte que las mecánicas de saltar sobre las cajas para recolectar frutas, girar para atacar enemigos y evitar peligrosos objetos en movimiento se sienten algo rudimentarias.

Por otro lado, el que este nuevo juego sea tan cercano a la vieja escuela también guarda mucha relación con la dificultad. Es probable que ahora vivamos en un mundo en donde algunos juegos faciliten mucho la experiencia a los usuarios, con los constantes checkpoints, la generosa cantidad de vidas o los interminables “continues”. Es así que el acostumbrarnos a aquellos juegos definitivamente es algo que puede verse reflejado en esta nueva entrega. Pero no te estreses, eso tampoco significa que estamos ante un nuevo Super Meat Boy, porque no es así. El primer Crash definitivamente es un juego más demandante por tener un repertorio de movimientos más limitado los cuales son correr, girar y saltar. Ello será el verdadero reto a vencer en esta propuesta. El deslizarse, el doble salto, salto con panza y las demás mecánicas aparecidas en Cortex Strikes Back y Warped ayudan a nivelar la dificultad y presentar un juego mucho más ágil y estratégico. De lejos queda por sentado que N. Sane Trilogy es una colección que exigirá al jugador precisión y, por qué no, algo de paciencia.

Eso sí, yo tengo el recuerdo de niño de haber jugado el primer título y de haberlo concluido mucho más rápido de lo que me tomó ahora hacerlo. Eso puede deberse de alguna manera, a como los cambios que representa la mayor edad influye de manera distinta ante un mismo estímulo. Es decir, este mismo reto ahora puede resultar algo más difícil por un número de razones que se vinculan con la mayoría de edad, entre ellas las distintas responsabilidades a cumplir actualmente, el cierre de algunas habilidades motoras y visuales o incluso las distintas estrategias ante la frustración que tengamos actualmente.  Pero fuera de ello, es imposible no disfrutar este juego y sentir mucha satisfacción el ver completado los niveles, incluidas las gemas y reliquias.

La re-jugabilidad es algo que siempre se ha sentido bienvenido en los títulos de la franquicia, y ahora no es distinto. Es probable que pasemos muchas horas con la única finalidad de completar el juego al 105%. Además de eso algunos cambios como los time trials para el primer título o el jugar desde el inicio con Coco, la hermana de Crash, es algo que se siente bastante bienvenido. Eso sí, habría sido interesante que le otorguen a Coco algunas habilidades distintas para que pueda ofrecer algo más al gameplay y no se quede como un cambio meramente cosmético, pero bueno, la opción es igual bienvenida.

A manera de conclusión me quedo con la idea de que Crash Bandicoot N. Sane Trilogy funciona perfectamente como una cápsula de tiempo donde se ha mantenido almacenado de manera intacta todos nuestros recuerdos y sensaciones con los juegos originales. Y sí, por momentos el juego puede parecer algo complicado, con movimientos rudimentarios y los controles algo torpes en el primer título. Pero eso es lo que fue Crash y volver a experimentarlo una vez más en un gran obsequio.

Good

  • Excelente visualmente
  • Música y sonidos mu bien trabajados
  • Retador
  • Un tornado de nostalgia

Bad

  • Mecánicas algo añejadas

Summary

Crash Bandicoot fue una parte muy importante de todos aquellos que crecimos con una PSone. Si eres de aquellos entonces este juego es definitivamente para ti.
8

Muy Bueno

Lost Password