fbpx

Crash Bandicoot N.Sane Trilogy para Switch Análisis

Videojuegos
9

Sobresaliente

Cuando Crash Bandicoot se convirtió por primera vez en una mascota de videojuego, estuvo vinculado intrínsecamente a la marca PlayStation. Los anuncios publicitarios y la vibra general del personaje tenían que ver con empujar la PS1 y golpear a la competencia, que en ese momento provenía principalmente de Nintendo.

Décadas más tarde, el personaje ha aparecido en otras plataformas numerosas veces, pero aún así los juegos originales siempre han sido las gemas reales de la franquicia, y han estado vinculados a PlayStation. Bueno, hasta ahora.

La versión de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy primero llegó a la PS4 hace varios meses atrás, y no me quedo corto a decir que fue una experiencia realmente excelente. En mi reseña para PS4 catalogo al juego como un ejemplo académico de cómo hacer un verdadero remake. Este nuevo proyecto nos brinda las tres aventuras clásicas originales en una sola y fantástica compilación.

Luego, el equipo de Vicarious Visions decidió dar un paso más allá de lo conocido. Los nuevos gráficos logran un punto en el que todo parece algo totalmente novedoso. Tanto así que hay algunas nuevas funciones como la de poder jugar con Coco en muchos niveles en los que antes no podía hacerse. Además de pequeños guiños a los títulos originales.

Con todo esto en mente, Crash Bandicoot N.Sane Trilogy ha sido aclamado por muchos como uno de los mejores remakes disponibles. Entonces, ahora que se dirige a Switch, tuvimos que echar otro vistazo al paquete como un todo. Para ver un resumen completo del juego en sí, echa un vistazo a nuestra reseña original de PS4 ya que aquí nos enfocaremos específicamente en el port de Switch, intentando señalar en qué puntos es mejor y en cuáles no ha resultado tan exitoso.

Simplemente el tener Crash Bandicoot N.Sane Trilogy en la Switch es desde ya todo un placer. La plataforma ya desborda nostalgia, con algunos de sus mejores juegos que ofrecen experiencias retro, que se mezclan con elementos nuevos. Crash en Switch se adapta muy bien a las caracteísticas preestablecida del sistema, por lo que encaja muy bien en la consola híbrida.

Las dos características más importantes de la la Nintendo Switch a menudo entran en conflicto entre sí. Jugar Breath of the Wild en un televisor es una experiencia notablemente mejor que en el modo portátil, aunque vale la pena sacrificar la opción de llevar el juego mientras viajas.

Para Crash Bandicoot N.Sane Trilogy, ese sacrificio es aún más aceptable gracias a la estructura general del juego, ya que funciona realmente bien mientras cuando estás fuera de casa. Los niveles cortos y de estilo retro se superan en solo unos minutos, permitiéndote iniciar el juego y experimentar sesiones sin tener miedo a verte interrumpido constantemente.

También ayuda mucho que el juego conserve el brillo visual que estuvo presente en la PS4, hasta cierto punto claro está. No hay que olvidar que existe una gran distancia arquitectónica entre ambas plataformas. El sombreado en las pieles se ha ido casi por completo, el juego se ejecuta con una resolución más baja y las imágenes en general se han degradado. Estos detalles se pueden observar al jugarse en modo TV, pero se denotan aún más cuando el juego pasa a modo portátil.

Sin embargo, el nivel de esta degradación es mucho menos impactante de lo que esperaba. La Nintendo Switch es realmente brillante cuando se trata de estos ports, y Crash Bandicoot N.Sane Trilogy se ve fantástico una vez más, a pesar de la definitiva degradación visual que posee.

Las imágenes no satisfacen y nunca estarán a la altura de la PS4 y la versión de Xbox One, pero se acercan mucho más de lo que yo o muchas otras personas hubiéramos esperado. La gran pregunta para los compradores potenciales es si vale la pena los beneficios que ofrece la Switch, específicamente hablando de su portabilidad.

En efecto, puedo dar fe de que esta característica es algo realmente útil para maximizar la experiencia con Crash Bandicoot N.Sane Trilogy. El port de Switch es fenomenal, y uno de los grandes pilares es que el rendimiento del juego es muy competente. El título está estructurado perfectamente para jugarse en cualquier lugar.

Como ideas finales, Crash Bandicoot N.Sane Trilogy fue uno de los mejores remakes disponibles en la PS4 y se gana ese honor una vez más en Nintendo Switch. Las imágenes no coinciden del todo, pero están mucho más cerca de lo que se esperaría de la pequeña consola híbrida de Nintendo. Y es en esa característica en la que el juego brilla más.

9

Sobresaliente

Lost Password