Call of Duty: Infinite Warfare Análisis

Videojuegos
6

Regular

Balas perdidas

Balas perdidas

Definitivamente la desarrolladora Infinity Ward la tuvo difícil desde un comienzo. Por un lado este es el primer título de la franquicia en ser lanzado siguiendo el nuevo ciclo de tres años de desarrollo que pretende establecer la saga. En ese sentido muchos estuvimos esperando que el título tenga el tiempo adecuado para sobreponerse a muchas de sus limitaciones durante el proceso de desarrollo.

Pero no solo eso, ya que tanto Sledgehammer (Advanced Warfare)  como Treyarch (Black Ops 3) han contribuido a repotenciar y refrescar la saga con muchos elementos que fueron bien recibidos en los últimos años. Teniendo ello en cuenta, no se puede negar que pareciese que algo le falta Infiinite Warfare. Que si bien puede ser un título interesante, carece del “toque mágico” que ha hecho brillar a otros títulos de la franquicia.

maxresdefault-1

Contextualizada en el futuro, Infinite Warfare nos narra que la humanidad se ha visto forzada a dividirse en dos bandos. Por un lado tenemos la United Nations Space Alliance, conformada por distintas naciones de la Tierra con la finalidad de explorar y colonizar otras secciones del cosmos de manera pacífica. Por el otro lado The Settlement Defense Front, un grupo de radicales que tomaron Marte como su hogar y buscarán consolidar la galaxia bajo su mandato. Tú tomarás el rol del capitán Nick Reyes cuya única misión será la de ganar esta nueva batalla en favor de la Tierra.

Sin lugar a dudas Infinite Warfare tiene uno de los guiones más inconsistentes en los últimos años para la conocida franquicia. Algunas partes de la historia entran en contradicciones cuando se enfocan en la relación de Ethan, el autómata miembro de la tripulación, con los otros miembros. Como si quisieran mostrar la incomodidad, desconfianza y tensión de tener un autómata en el equipo, sensaciones que luego desaparecen en la siguiente escena sin explicación alguna. Esto definitivamente me ha parecido una oportunidad perdida de poder brindarle otros matices a la historia del juego, para que toda la atención no se enfoque en el “villano” de la saga.

Y hablando del Big Bad del juego. Yo soy un fiel seguidor de la saga de Jon Snow en la popular Game of Thrones y vitorié la Batalla de los Bastardos, pero su rol como el Admirante Salen Kotch es bastante decepcionante. Probablemente el villano sea lo más débil de la historia. Es como si su personaje, al igual que los otros, estuvieran solo ahí, sin darle un peso o profundidad a la historia para hacerla algo más interesante. Todos lo distinto ocurre con el protagonista Nick Reyes, en quien sí se observa una preocupación por presentar un personaje que demuestra progresión a medida que la historia sigue su curso.

call-of-duty-infinite-warfare

Lo más probable es que muchos miembros de la comunidad de Call of Duty se dirijan de inmediato al componente multijugador del juego, dejando para después la campaña que Infinite Warfare ofrece. De repente esa no sea una mala decisión ya que lamentablemente la campaña del juego puede llegar a ser algo decepcionante.

Evidentemente, tiene sus puntos muy buenos. Debo admitir que algunas de las secuencias en el espacio son verdaderamente muy buenas. Habrán momentos en que te encontrarás flotando en el vacío y deberás usar asteroides para resguardarte y cubrirte con la única finalidad de poder infiltrarte en una de las naves enemigas, o sino hacer uso de tu gancho que te ayudará a movilizarte de manera más ágil en el espacio, todo eso mientras balas enemigas llueven sin parar por todos lados. Sin embargo, existirán otros momentos en los que estarás completamente solo sin estar seguro de a donde ir. Durante esos momentos me he visto tentado a apagar mi consola para salir de esos momentos de frustración, pero por un milagro del destino encontraba la ruta correcta y mi partida proseguía su rumbo.

Otro punto interesante es el manejo de los Jackals, nuestras confiables naves con las cuales daremos dura batalla aérea. Probablemente una de las mejores cosas del juego, ya que esta sección carecía de la usual delimitación de los escenarios en Call of Duty. En ese sentido podemos hacer uso de todo el espacio aéreo utilizando nuestros misiles, metralletas y bengalas en contra de las naves enemigas.

A estas alturas está bastante claro que la longitud de los modos campaña no son las más extensas, pero problablemente estemos entre uno de los títulos más cortos de la saga si es que omitimos hacer las misiones secundarias del juego. En ese sentido el juego podría terminarse incluso en 4 horas si es que lo intentamos hacer en modo speedrun.

call_of_duty_2016__nombre_provisional_-3425917

Sí, se que hasta este punto hemos despotricado bastante de lo poco original y limitado que la campaña ha sido, pero sería mesquino de nuestra parte no resalzar también sus puntos buenos. Por un lado hemos estado viendo, con el transcurso de los años, como el contexto en Call of Duty se va transformando a favor de las temáticas futuristas; y en base a eso las naves, armas y demás arsenales se encuentran en tono a lo que el juego está intentando transmitir. No solo eso, ya que tendremos la posibilidad de personalizar mucho de nuestro equipo antes de iniciar una misión principal o las secundarias.

En el caso de las secundarias, a pesar de que algunas son algo repetitivas, pueden extender la duración del juego de manera considerable y no solo eso, ya que están cargadas con la misma sensación frenética que uno esperaría encontrar en la campaña principal.

En cuanto al multijugador podríamos decir que se ha sentido al mismo nivel de las últimas entregas, con algunos mapas más pequeños para motivar confrontaciones más rápidas sin tanto camper. En ese sentido en este punto ya deberás haber dominado bastante bien el sistema de correr y los dobles saltos. El sistema Pick-10 está de regreso y facilita mucho la creación de clases, lo cual permitirá a jugadores personalizar su equipo. Asimismo, el sistema de Rigs añade una mayor chance para la estrategia, ya que este aditamento consiste en una carga que podrás hacer uso en batalla.

También se añadieron dos nuevos modos este año. Uno de ellos es el Defender, en el cual uno de los jugadores deberá mantener consigo la data estando totalmente indefenso por un minuto hasta que el tiempo le ponga un reset a la situación. El primer equipo que consiga mantener consigo la data por 5 minutos ganará la partida. Este aditamento sí que es interesante ya que es una nueva variable de la conocida Uplink y logra aprovechar los mapas más pequeños del juego.

cod-infinite-warfare-mp-0005-1500x835

El otro modo se llama Frontline, el cual es una nueva forma de Team Deathmatch. En esta versión todos tendrán un solo punto para hacer respawn con algo de armadura extra cada vez que regresemos al juego. En realidad este modo no adhiere nada interesante a la conocida formula por lo cual lo pasamos de largo.

En término de estabilidad online no nos podemos quejar, la experiencia ha sido bastante aceptable, sufriendo del odiado lag muy pocas veces durante nuestras horas invertidas en el multijugador, pero pasemos a la otra carnecita del título, el modo Zombies.

Lo primero que llamó mi atención fue la temática ochentera que se nos mostró en esta ocasión. Las nuevas cards nos otorgan muchas habilidades importantes para enfrentar la horda de zombies que nos acechan. Algo bastante curioso es que al morir por un ataque zombie el juego te mandará hacia los arcades, donde deberas jugar juegos clásicos de arcade de Activision para intentar ganar nuevamente tu vida. Sin dudarlo uno de los mejores aditamentos del juego.

cod_infinite_warfare_zombies_in_spaceland_andre_in_chromosphere

Para llegar a una conclusión, puedo estar de acuerdo que esta nueva entrega de la franquicia probablemente no ha estado a la altura de los últimos títulos de la serie. Es como si de alguna manera el mayor punto flojo se enfocó en la campaña principal con una historia con la que nunca me sentí enganchado, como en ocasiones anteriores. Algo bastante similar, pero no tan catastrófico, sucede con el multijugador, en el cual puede verse sus deseos por innovar, pero que jamás toca las notas correctas para ello. Pero igual sigue siendo una experiencia divertida si es que eres un fanático de la saga.

Una mención muy especial se la lleva el modo Zombies, cuyos elementos aseguran una experiencia bastante adrenalínica y muy, pero muy divertida. En ese sentido es un poco preocupante que el mejor elemento de un título como Call of Duty se respalda en una sección que no pasa más allá de un extra. Infinite Warfare la tuvo difícil, sí, y a pesar de sus esfuerzos me quedo con la idea que el título significa un pequeño bajón para la franquicia.

Good

  • Modo zombies
  • Visualmete impresionante
  • Nuevos cambios en el multijugador

Bad

  • Historia muy débil
  • Mala caracterización
  • Campaña principal monótona
  • Sin mucho éxito al momento de innovar

Summary

Call of Duty Infinite Warfare es un juego que desde el inicio entró en controversia. No es malo, pero definitivamente no es el tipo de juego que me espero de la saga. A pesar de todo tiene algunos momento smuy bien logrados que merecen ser experimentados. Si este es tu primer alcance con la franquicia, entonces podrás pasar un buen momento.
6

Regular

Lost Password