Burnout Paradise Remastered Análisis

Videojuegos
8

Muy Bueno

Burnout es una franquicia que aún no ha tenido la chance de aparecer en esta generación, así que cuando un remaster de Burnout Paradise se filtró a través de una tabla de clasificaciones, los fanáticos se regocijaron porque finalmente podrían tener la oportunidad de volver a jugar la franquicia.

Sin embargo, a pesar que Burnout Paradise ofrece una gran cantidad de contenido, sigue siendo un título algo divisivo para los fieles seguidores de la franquicia debido al enfoque en el mundo abierto. A pesar de eso, el juego aún mantiene los conceptos básicos de Takedowns & Crashes con su impresionante motor de juego y destrucción de automóviles.

Burnout Paradise Remastered es básicamente una versión mundo abierto de la clásica fórmula Burnout. Esta versión cuenta con los paquetes DLC que se lanzaron en el transcurso de vida del juego original. Además  funciona sorprendentemente bien en la PS4 y Xbox One a 60 FPS y apoyando la resolución 4K en la PS4 Pro y la Xbox One X.

Esa es una de las principales razones por las que creo que esta es la forma definitiva de jugar este popular título. Aún así hay que tomar en cuenta que si bien el juego ha envejecido, no hay duda de que la remasterización es sólida aunque se desluce en algunos segmentos.

Primero, a menos que tengas un incentivo para regresar a Paradise City o volver a jugar, el remaster no ofrece mucho aquí. Proporciona acceso a todo el contenido DLC post-lanzamiento en un solo paquete, así que si te lo perdiste, esta será tu mejor oportunidad para experimentarlos.

Aparte de eso, las imágenes están intactas, la actualización de la resolución ha hecho que el juego luzca un aspecto de última generación, evidentemente salvando distancias. Y aparte del tema gráfico, hay mucha diversión aquí con la ya conocida adrenalina y desplomes locos por los que la franquicia es conocida.

El problema es principalmente con el precio para el remaster, el cual puedo sentirlo un poco alto. Sobretodo, si lo comparamos con el lanzamiento reciente de Shadow of the Colossus, que fue un remake completo trabajado desde cero.

Burnout Paradise Remastered presenta un mundo abierto donde puedes conducir e intentar desafíos, hacer derribos, correr con la IA o realizar acrobacias para superar las puntuaciones. El juego simplemente le da la llave del jugador a Paradise City, permitiéndoles deambular y mejorar sus habilidades de conducción.

Osea, me es imposible describir lo divertido que es el juego por sí solo y la locura solo se amplifica una vez que te diriges al modo multijugador, también llamado modo Freeburn.

Los desafíos que se presentan en toda la ciudad se dividen en varios modos. Existen las carreras estándar que te enfrentan a conductores IA para competir en circuitos desde el punto A al B en la ciudad. También hay desafíos basados ​​en la supervivencia como Takedowns o Stunts.

Todos estos suelen estar vinculados a un puntaje así que hay un incentivo para reproducirlos debido a la naturaleza Arcade de estos desafíos.

El remaster lo ha hecho más fácil porque ahora tienes la mayoría de los autos desbloqueados desde el principio, incluidos los legendarios. Esto lamentablemente arruina la experiencia porque la sensación de progresión que tenía el juego original ahora se pierde en cierta medida.

Si estás de humor para el modo multijugador en línea, el juego ofrece un modo Freeburn que te permite unirte a una sesión pública en línea o invitar a un amigo a una sesión privada. Puedes intentar los desafíos de roaming gratis en este modo con un amigo o intentar en carreras.

Toda la ciudad está abierta a los jugadores que participan en el modo multijugador- El proceso de matchmaking se maneja a través de un menú separado que se puede alternar con el dpad y te tomará un tiempo acostumbrarte, sobretodo si consideramos las formas actuales de jugar online.

El juego principal fue bastante decente. la ciudad está diseñada para maximizar la destrucción del coche y las maniobras desafiadoras de gravedad ofrecidas por el motor del juego, pero la expansión de DLC ‘Big Surf Island’ lo lleva incluso un paso más allá. Honestamente, me divertí mucho más en esta isla que en Paradise City. En ese sentido, recomiendo encarecidamente probar este DLC.

Las mejoras en la resolución de renderizado y la velocidad de fotogramas son simplemente estupendas. El juego ha conservado su sentido de la velocidad perfectamente incluso después de todos estos años. La desventaja aquí es que a menudo puede dar lugar a controles torpes.

El diseño del juego ha envejecido terriblemente ahora. Para intentar los desafíos, tendrá que conducir a un punto específico en el mapa e iniciarlos con los botones de activación en lugar de algo así como un viaje rápido para llevarlo a su ubicación deseada. En ese sentido, termina tomando demasiado tiempo solo para conducir de un lugar a otro.

Para terminar, Burnout Paradise Remastered es un juego que se centra en ofrecer una experiencia que reproduce fielmente el original. Es por ello que creo que está enfocado puramente para los fanáticos de la franquicia, aunque los recién llegados que estén interesados ​​también podrían darle una oportunidad.

 

¡Síguenos en Instagram!

Good

  • Fiel al original
  • Todo el contenido DLC
  • Adrenalínico y veloz
  • Soundtrack

Bad

  • Todo desbloqueado desde el inicio
  • Precio
8

Muy Bueno

Lost Password