fbpx

Blasphemous Review

Videojuegos
8

Muy Bueno

Definitivamente, hay mucho para apreciar en títulos que comparten aspectos realmente únicos que van en conjunto con una construcción de mundos que se caracterizan por elementos totalmente atrayentes. Eso es algo que desarrolladores como, The Game Kitchen, han creado de manera bastante satisfactoria en el pasado. En ese sentido, lo que logran entregarnos es una visión bastante fresca de sus escenarios que permiten a sus escenarios distinguirse entre la multitud. Sin embargo, no pude evitar sentir que su nuevo juego, Blasphemous, se confió demasiado en el aspecto narrativo, lo que acabó perjudicando por momentos la jugabilidad. Esto convierte la experiencia en una que no equilibra bien los dos elementos. Dicho esto, hay muchos elementos impresionantes de los que se componen este nuevo metroidvania.

El inicio de Blasphemous explica que una maldición llamada “The Miracle” se ha apoderado de la tierra de Cvstodia, creando una situación horrible que ha llevado a la gente a la locura con sensaciones de culpabilidad y una ira desenfrenada. Una figura desconocida llamada el Penitente, tiene la tarea de levantar la maldición que ha atrapado al mundo en un ciclo interminable de muerte. Esto se hace apoderándose de Mea Culpa, una espada forjada con los elementos más crudos de las sensaciones que llevan su nombre. Con espada en mano, la meta será derrotar a los diversos enemigos y jefes que ocupan las mazmorras, iglesias y cimas de las montañas que visitaremos en el juego.

Visualmente, los gráficos pixel art no tienen ningún problema para transmitir al espectador la brutalidad del mundo en el que nos encontramos. Las cutscenes son algo que me recuerda a una película de fantasía que tiene escenas muy detalladas y lo mismo se puede decir del mundo dentro del juego. Los entornos, los modelos de personajes y las ilustraciones comparten los mismos detallados gráficos que sólo se pueden lograr ese efecto tras haber sido dibujados a mano en lugar de contar con activos repetidos, esto significa que cada pieza de los visuales de Blasphemous es diferente, logrando así un efecto realmente impresionante. Combinado con su inquietante banda sonora, el mundo del juego marca la pauta para un viaje a través del infierno en la Tierra.

A partir de ahí, la historia se vuelve mucho más matizada. Cada objeto que el jugador coge y utiliza, así como las habilidades y power-ups, tiene un pedazo de fondo y origen a su existencia. Estas descripciones dan a los objetos un lugar en el mundo, haciendo así que el lore esté siempre presente para todos aquellos usuarios que nos encanta empaparnos con este material de lectura.

Si bien, todo esto está suena muy bien, durante mi tiempo en el juego sentí que la historia se tornaba por momentos demasiado densa. Aunque puedo ver la necesidad de que la escritura sea de igual calibre que las imágenes, especialmente cuando un guerrero profano recoge sangre en su casco para luego volver a ponérselo, el tener una frase o un nombre para cada evento, época y figura, no necesariamente aporta en la construcción del mundo, al menos desde mi punto de vista. Para ser un poco más quisquilloso, frases como Mother of Mothers o Brotherhood of the Kissers of Wounds terminan siendo algo cursis, si es que no hasta hilarantes.

Afortunadamente, la jugabilidad de Blasphemous es una buena mezcla de lo que se ha hecho en juegos de desplazamiento lateral respaldados en elementos de Metroidvania, con detalles de la saga Dark Souls. Por ejemplo, al derrotar a enemigos dejan caer “Tears of Atonemen”, que se utiliza para pagar por los artículos y mejoras de tu espada. Además, el Prie Dieu son altares que se encuentran en el mundo, donde los jugadores pueden rezar para reponer los frascos de salud y curación. Además de eso, estos altares son también los lugares donde los jugadores resurgirán cada vez que encuentren sus inevitables muertes.

El mapa consiste en un mundo abierto que tiene múltiples rutas de enlace que necesitan ser revisadas de vez en cuando. Bajo los mismos diseños que los juegos de la franquicia Souls, los enemigos son colocados en el mundo de tal manera que crean retos situacionales de los que los los usuarios deberán aprender y adaptarse, algo que definitivamente será de mucha ayuda para el progreso del juego.

Además, iremos encontrando cuentas de rosario que aumentan las estadísticas como la defensa o una recuperación más rápida para el medidor de fervor que desencadenarán ataques especiales con mucha mayor frecuencia. Y, por si eso fuera poco, rezar a los santuarios hará que puedas desbloquear más habilidades para Mea Culpa y para su portador.

Como se mencionó antes, la historia de Blasphemous puede ser algo densa. Aunque soy un gran admirador de la construcción de la narrativa y el lore en los juegos, no puedo evitar sentir que se interpone en el camino. Por muy subjetiva que sea mi crítica, creo que es válida, sobretodo cuando me enfoco en que las orbes oscuros, que se encuentran en todo el mundo del juego, son todos iguales. Estos orbes pueden resultar ser cualquier cosa, desde objetos de búsqueda, objetos de colección o cuentas de rosarios.

Por lo tanto, al pasar más allá de la mitad del juego, los usuarios podrían empezar a sentir que deberían encontrarse mejor recompensados. No obstante, lo que se nos brinda son objetos de colección y de búsqueda que no necesariamente se suman a nuestras habilidades o experiencias. Sí, los elementos de la búsqueda finalmente conducen a nuevas áreas, pero el camino nunca está del todo claro a menos que estés totalmente absorbido por el mundo que el juego desesperadamente empuja hacia tu cara.

Así que en un género lleno de aventuras y plataformas, siento que ese es un descuido. A muchos juegos de aventura les encanta premiar a los jugadores más curiosos y aventureros. Los rincones y esquinas tienden a tener recompensas que tal vez otros tipos de jugadores no lleguen a tener. Pero nunca tuve esa sensación durante mi tiempo con Blasphemous. Muchas veces sentía como si no estuviera entendiendo el punto que me proponía el juego.

En cuanto a los componentes de acción, en Blasphemous los enemigos sí que son un desafío. Muchos de ellos encuentran su debilidad antes nuestro parry, en lugar de atacarlos de manera directa. Además, el atacar constantemente a los enemigos permite un movimiento final satisfactorio que tiene animaciones diferentes para cada uno de ellos. Aunque pocos monstruos requieren mayor esfuerzo para vencerlos, algunas criaturas con escudos sólo pueden ser derrotadas de una manera muy específica. Y eso está bastante porque nos propone distintos ataques que se respldan en el ensayo y error hasta encontrar el más indicado.

Para concluir, creo que Blasphemous es un juego único en su presentación y, a pesar de la ligera desconexión que se da por momentos con la jugabilidad, se trata de una aventura sólida. En muchos sentidos creo que Blasphemous puede ser un caso de estilo sobre sustancia, pero ese estilo sí que lo lleva lejos. Está muy claro que se dedicó mucho tiempo y esfuerzo a hacer que este juego se viera y sonara tan bien como fuera posible. Si te apetece un Soulslike bien producido o un Metroidvania interesante, y no te importa un combate algo más lento y una narrativa bastante densa y monótona, entonces Blasphemous te dará una intensa sorpresa.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Blasphemous para PS4 brindada por Team17.

Good

  • Visualmente el juego es bastante atractivo
  • El combate puede ser mejor, pero definitivamente es satisfactorio
  • El diseño en conjunto, de los enemigos y las locaciones, son brillantes
  • Las peleas contra jefes son una delicia

Bad

  • La narrativa del juego se toma muy en serio llegando a elementos cursis y algo limitados
  • Mayor elemento de progresión que no esté tan limitado por su historia

Summary

Blasphemous es un juego impresionante que realmente ha logrado la unión entre un metroidvania y los juegos Souls. Mientras que ciertos niveles y enemigos podrían beneficiarse de un poco más de pulido, el resultado final sigue siendo un deleite lleno de combates muy divertidos, toneladas de áreas que explorar y secretos que descubrir, y algunas vistas asombrosas (aunque brutales). Recomendado.
8

Muy Bueno

Lost Password