fbpx

Black Summer Review

Análisis Cine y tv Noticias
Black Summer Review

La mejor parte de cualquier historia de zombies (películas, televisión, libros, etc.) son siempre los primeros días en donde se desarrolla y erupciona el Apocalipsis, al menos es la forma en que yo lo veo, cuando el mundo está atrapado en ese espacio caótico entre la normalidad y la fatalidad. A menudo el terror proviene de lo familiar y sencillo que se hace demostrar la aparente fragilidad de la existencia humana. Ya sea con The Night of the Living deads, The Walking Dead o Shaun of the Dead, existe un escalamiento que pasa de lo bizarro, a lo extraño y finalmente al completo caos. Estos son elementos fundamentales que comparten de manera universal muchas de historias afines; es decir, se capitalizan en el entendimiento de que todo podría terminar horriblemente mal en tan solo un momento.

Ese es el concepto de Black Summer de Netflix, un drama de terror que se contextualiza durante el inicio de un brote de zombies. La historia sigue a un grupo de personajes dispares y desesperados que luchan por enfrentarse a la realidad de su situación, mientras se esfuerzan por sobrevivir a circunstancias cada vez más violentas, ya que la serie nos muestra como la sociedad y el estado de derecho, se desmoronan a su alrededor en tiempo real.

Black Summer protagoniza a Jaime King como Rose, una madre separada de su hija mientras intentaba buscar refugio en el ejército. Las cosas van terriblemente mal en un abrir y cerrar de ojos para ella, su hija y su esposo, dejando a Rose completamente sola y valiéndose por sí misma. las circunstancias harán que deposite su confianza en un extraño, Spears (Justin Chu Cary), un hombre con mucho que esconder.

A pesar de que es obvio que King es la estrella más importante de la serie, Rose es parte de un conjunto mucho más grande y su historia no es más que una pieza de una narrativa múltiple en la que las historias más pequeñas se entrecruzan o se superponen entre sí de manera que el público tenga una vista más amplia de una ciudad (y, presumiblemente, la sociedad en su conjunto) colapsando como resultado de este brote.

La serie proviene de los productores de Z Nation, The Asylum, lo que hace que sea fácil pensar en Black Summer como una precuela, de la poco convencional y recientemente cancelada, serie de zombies de SYFY. En términos generales, la nueva serie de Netfilx tiene poca semejanza con su presunta predecesora, ya que el director John Hyams presenta esta historia como una ilustración más sombría y deliberadamente cruda de cómo podría llegar a su fin el mundo. Black Summer tiene más en común con la nueva versión del 2004 de Dawn of the Dead, de Zack Snyder, con a cual podemos verla técnicamente relacionada.

La mayor fortaleza de Black Summer es su estructura. El episodio piloto dedica casi 60 minutos completos a la presentación del elenco principal de personajes, una selección aleatoria de moradores asustados, en su mayoría suburbanos, con poco o ningún entrenamiento para sobrevivir a la situación en la que se encuentran.

La hora se compone de una serie de segmentos cortos, cada uno dedicado a un personaje en particular, que comienza con Rose. A partir de ahí, la hora presenta a Spears, Lance (Kelsey Flower), Kyungson (Christine Lee), Barbara (Gwynyth Walsh) y muchos más. Los detalles de las presentaciones son notablemente dejadas de lado, renunciando a la historia de fondo habitual o la explicación de las circunstancias de un individuo. El enfoque funciona, ya que el objetivo de Black Summer es comenzar pisando firmemente el acelerador y aprovechar sus ocho episodios.

El kilometraje que la mayoría de los espectadores obtendrá de esa implacabilidad puede variar, ya que aunque la estructura episódica y el ritmo de la serie la ayudan a sobresalir, especialmente en comparación con gustos como The Walking Dead y Fear the Walking Dead, Black Summer aterriza bien en el tan manoseado género, brindando su propia representación de la violencia que los vivos eligen infringir sobre otros.

Para contrarrestar la familiaridad de ese escenario, la serie intenta subir la apuesta, por así decirlo. Eso conduce a la inevitable riña con sobrevivientes armados, borrachos de su propio poder, aprovechándose de los débiles, o al menos los menos equipados. El segundo episodio presenta una larga secuencia en la que una camioneta negra persigue a un trío de sobrevivientes en una minivan por las calles de un vecindario suburbano. La confrontación continúa mucho más de lo esperado, y se cuenta exclusivamente desde el punto de vista de los tres individuos asustados en la minivan.

La distancia que la serie toma de los perpetradores en cuestión les da una calidad casi inhumana, una que exacerba la tensión de la batalla y subraya el rápido declive de la civilización. Pero también arroja muy poca luz sobre los personajes con los que se espera que el público forme una conexión emocional. El resultado del enfrentamiento suburbano deja en claro que Black Summer se adhiere a la idea de que, para que una historia de zombis tenga intereses, cualquier personaje debe poder morir en cualquier momento u hora. Esto es, nuevamente, un elemento común entre series similares, y si bien mantiene a la audiencia alerta, subraya el grado en que cada personaje que se presenta es realmente un alimento para las sangrientas y voraces fauces de la narrativa.

Sin embargo, Black Summer logra ofrecer un drama de zombis que nunca se queda en un solo lugar el tiempo suficiente para que las cosas se vuelvan obsoletas y aburridas. Esto se debe al hecho de que la temporada es solo de ocho episodios, lo que probablemente sea más largo de lo que debería ser, pero que se siente que cada minuto ha sido bien aprovechado. Para aquellos que todavía anhelan más de los brotes de zombies, Black Summer será realmente satisfactorio.

La primera temporada de Black Summer ya se encuentra disponible exclusivamente en Netflix.

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Lost Password