fbpx

Assassin’s Creed: The Rebel Collection Review

Videojuegos
8.5

Muy Bueno

El 2019 representa un año en el que la Nintendo Switch ha estado bombeando ports como si no hubiera un mañana. Justo cuando crees que lo habías visto todo con la llegada de títulos como The Witcher 3: Wild Hunt y Darksiders II, Capcom impresionó a todos con el lanzamiento de dos ports excepcionales: Resident Evil 5 y Resident Evil 6. Menos notable, sin embargo, fue Assassin’s Creed III Remastered de Ubisoft, que me dejó un mal sabor de boca debido a sus pobres elementos visuales, gameplay añejado y sus frecuentes contratiempos de audio.

Entonces, es con gran aplomo que me complace informar que Assassin’s Creed: The Rebel Collection ha resultado ser una historia bastante diferente. No sólo reúne dos de los mejores juegos de la franquicia en un solo paquete, sino que también representa un paso significativo en términos de lo que se espera del trabajo de un port triple A de este calibre. Ambos, Assassin’s Creed IV: Black Flag y Assassin’s Creed: Rogue, son un espectáculo para contemplar en Nintendo Switch, que traduce con éxito el sigilo básico de la serie y la exploración marítima, a la plataforma híbrida de Nintendo.

Es lógico que la mayoría de la gente ya haya jugado antes estas dos entregas  en otras consolas, sobre todo porque Black Flag, en particular, se ha convertido rápidamente en una de las más queridas. Sin embargo, esto no disminuye el hecho de que lo que estás presenciando en Switch es una especie de maravilla técnica, ya que se trata de una edición completa de un verdadero clásico de mundo abierto que, en su mayor parte, funciona a la perfección. Por supuesto, podría argumentarse que Black Flag no debería ser demasiado trabajoso por haber funcionado en PS3 y 360, así como en las consolas de última generación, pero ser capaz de navegar sin problemas de un extremo a otro del extenso mapa en Switch no es menos impresionante.

Entonces, para aquellos que no lo sepan y empezando con Assassin’s Creed IV: Black Flag, este fue el juego que nos presentó al carismático pirata Edward Kenway. Este personaje es, en realidad, el abuelo del protagonista principal de Assassin’s Creed III, Connor. La mayor parte del tiempo que pasas en Black Flag es una mezcla estándar entre misiones de sigilo (clásico elemento de la franquicia) en las que puedes conseguir el 100% de sincronización en el Animus eliminando también ciertos objetivos opcionales por el camino. Pero lo que lo eleva por encima de cualquiera de sus predecesores es su alcance ampliado y el mejorado combate marítimo.

Como ves, la vida de un pirata de la era colonial está llena de innumerables tareas, que van desde la búsqueda de tesoros perdidos a través de mapas coleccionables hasta la caza de criaturas míticas y herramientas para mejorar tu barco. Assassin’s Creed IV: Black Flag se luce mejor en momentos como éste, en los que te brinda libertad de la historia de los asesinos modernos contra los templarios y te da la chance de explorar y hacer tuya toda la experiencia. Black Flag hace muy bien en animarte a recorrer las islas exteriores para desollar animales, saquear tesoros y sincronizar puntos de vista. De manera similar, las tres ciudades principales: La Habana, Kingston y Nassau se sienten vivas de forma bastante creíble.

Assassin’s Creed: Rogue, en comparación, se lanzó sólo un año después como una forma saludable para que los jugadores que aún estaban varados en las consolas de generación pasada, pudieran aún mantener un contacto con la franquicia. Como resultado, la fluidez general del juego y la mecánica son muy similares a las de Black Flag, aunque con algunos pequeños retoques en la historia. Esto se debe a que el protagonista, Shay Cormac, se vuelve contra los asesinos después de los dos primeros capítulos del juego.

Mientras que Black Flag puede hacer que emprendas misiones de asesinato en general, Rogue cuenta con un tipo de misión paralela que te permite proteger a un objetivo contra un ataque de los asesinos. Además de eso, la historia general es el punto más valioso de Assassin’s Creed: Rogue, por lo que es una pena que sea marcadamente más corto que Black Flag.

En la parte en la que destaco las adiciones más significativas de un port para Nintendo Switch, es muy grato asegurarte que Assassin’s Creed: The Rebel Collection cuenta con todos los distintivos que esperas. ¿Apuntar con un giroscopio a las armas de distancia? Por supuesto. ¿Todas las descargas complementarias para ambos juegos? Por supuesto. A todo esto, se le incluye la integración completa con Uplay, lo que aproveché al instante para vestirme con el traje de Bayek de Origins. Los desbloqueables como este no habrían estado disponibles cuando Black Flag o Rogue salieron al mercado por primera vez, así que es agradable ver que se ha añadido algo de contenido retrospectivo.

Como conlusión, puedo decir que Assassin’s Creed: The Rebel Collection representa una de las mejores propuestas de valor en Nintendo Switch. No sólo es una mejora notable respecto al anterior intento port de Ubisoft para Switch, sino que por el precio de un juego obtienes dos sólidos clásicos que se juegan notablemente bien tanto en el modo portátil como en pantalla grande.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de Assassin’s Creed: The rebel Collection para Nintendo Switch brindada por Ubisoft.

Good

  • Algunos de los mejores elementos gráficos en Switch
  • Dos de las mejores historias de la franquicia
  • El combate naval sigue siendo muy bueno
  • Una gran cantidad de contenido en los dos juegos, además de sus DLC

Bad

  • Assassin's Creed Rogue todavía tiene problemas técnicos
  • El modo multijugador está ausente
  • La falta de logros da poco incentivo para hacer todo en el mundo abierto

Summary

Con Assassin's Creed: The Rebel Collection obtendrás una gran cantidad de contenido. De lejos, Black Flag es uno de los ejemplos más impresionantes de un juego de mundo abierto en la consola portátil de Nintendo y Assassin's Creed Rogue es digno de un recorrido si aún no lo has jugado. La colección incluye dos experiencias completas de mundo abierto que siguen siendo un placer de jugar.
8.5

Muy Bueno

Lost Password