fbpx

6 cosas que aprendimos de la nueva Xbox Series X

Artículos Noticias Xbox One
6 cosas que aprendimos de la nueva Xbox Series X

Microsoft ha sido una especie de libro abierto con la próxima generación de consolas Xbox, especialmente si se compara con su principal competidor, Sony. En los últimos meses, hemos sabido de iniciativas inteligentes y centradas en el consumidor como el Smart Delivery, e incluso hemos visto el diseño final de la propia Xbox Series X. Ha sido un enfoque refrescante para el lanzamiento de una consola, aunque todavía hay muchas cosas que nos generan dudas.

Ayer, Digital Foundry ha publicado la revelación completa de la Xbox Series X. Hemos leído el informe cuidadosamente, y hemos señalado los elementos má simportantes. Desde la implementación del HDR de aprendizaje automático, hasta una mirada a cómo los juegos antiguos se beneficiarán del nuevo hardware.

Aquí hay cinco cosas que aprendimos de las especificaciones de la Serie X X de Xbox.

 

Ahora conocemos las especificaciones completas de la Xbox Series X

Hace tiempo que sabemos algo sobre las especificaciones del sistema Xbox Series X. Por ejemplo, Microsoft ya había revelado que la consola tendrá una CPU de 12 teraflops, y tendrá como base 4K a 60fps.

Sin embargo, ahora recién tenemos las especificaciones completas del sistema para la Xbox Series X, que pueden leer a continuación:

  • CPU: 8x Zen 2 Cores at 3.8GHz (3.6GHz with SMT)
  • GPU: 12 TFLOPs, 52 CUs at 1.825GHz, Custom RDNA 2
  • Die Size: 360.45mm2
  • Process: TSMC 7nm Enhanced
  • Memory: 16GB GDDR6
  • Memory Bandwidth: 10GB at 560GB/s, 6GB at 336GB/s
  • Internal Storage: 1TB Custom NVMe SSD
  • IO Throughput: 2.4GB/s (Raw), 4.8GB/s (Compressed)
  • Expandable Storage: 1TB Expansion Card
  • External Storage: USB 3.2 HDD Support
  • Optical Drive: 4K UHD Blu-ray Drive
  • Performance Target: 4K at 60fps up to 120fps

Ahora tenemos confirmación de almacenamiento expandible, y es interesante ver que Microsoft va por un SSD de 1 TB personalizado para la memoria interna de la Xbox Series X. Una buena noticia de Digital Foundry es que la CPU es capaz de ejecutar cuatro sesiones de Xbox One S a la vez, lo que demuestra el alcance de la potencia bajo el capó de la nueva consola.

Microsoft ha estado diciendo desde hace tiempo que la Xbox Series X será el doble de potente que su predecesora. Ahora sabemos a qué se refiere exactamente eso.

 

El ‘aprendizaje automático’ de la máquina puede aplicar el HDR a cualquier título compatible

Aquellos de ustedes con pantallas HDR pueden estar interesados en saber que Microsoft está empleando un algoritmo de aprendizaje de máquina de última generación para añadir dinámicamente HDR auténtico a los juegos retro compatibles. Aún más impresionante es que puede agregarlo a juegos que nunca lo soportaron para empezar.

El ejemplo utilizado en el informe es la versión Xbox One X de Halo 5, que nunca se lanzó con soporte para HDR. El algoritmo mencionado utiliza la tecnología empleada en Gears 5 para añadir HDR a otros juegos. Como resultado de esta tecnología, Halo 5 puede lograr un verdadero HDR, con el contenido más brillante alcanzando los 1000 nits.

El ingeniero principal de software de Microsoft ATG, Claude Marais, dice que esta tecnología HDR “puede aplicarse a todos los juegos teórica y técnicamente”, e incluso lo muestra trabajando en Fusion Frenzy (un juego de Xbox de casi 20 años). El hecho de que incluso un juego tan antiguo como Fusion Frenzy pueda presentar un HDR convincente es muy prometedor. Sugiere que esta tecnología puede, en teoría, extenderse a toda la biblioteca de Xbox.

 

Hay una actualización de Minecraft con Ray Tracing y se ve seriamente impresionante

El Ray tracing es una de las promesas más tentadoras del ciclo de la consola de nueva generación, y Microsoft parece estar sacando las armas grandes. El informe de Digital Foundry describe una demo de Ray Tracing ejecutándose en Minecraft en la Xbox Series X, basada en la demo de Nvidia que se mostró en la Gamescom del año pasado.

Anteriormente, se había temido que las consolas tuvieran dificultades para ofrecer un verdadero Ray Tracing con un presupuesto aceptable, pero los comentarios de Richard Leadbetter, de Digital Foundry, sugieren que Microsoft lo ha conseguido: “La Xbox SerieS X es capaz de ofrecer la implementación más ambiciosa y llamativa del Ray Tracing, y lo hace en tiempo real.”

Microsoft ha hecho uso de la arquitectura RDNA 2 para trazar eficazmente el Ray Tracing. El resultado es una simulación de la forma en que la luz funciona en el mundo real, añadiendo profundidad y ambiente a determinados juegos.

 

La Xbox Series X sólo tiene el doble de memoria del sistema que su predecesor.

En la anterior generación de consolas, vimos cómo la memoria del sistema se multiplicaba por 16. Aún así, el espacio de almacenamiento fue uno de los temas más polémicos que plagaron la Xbox One y la PS4, porque a medida que el tamaño de los archivos aumentaba, muchos descubrieron que se estaban quedando rápidamente sin espacio.

Curiosamente, la memoria del sistema de la Xbox Series X es sólo el doble de la de la Xbox One, lo que puede parecer decepcionante a primera vista. Sin embargo, gracias a los nuevos e inteligentes cambios en la forma en que se utiliza la memoria, debería ser más que suficiente. Se está empleando una técnica llamada Sampler Feedback Streaming (o SFS), cuyo objetivo es reducir el desperdicio de memoria al cargar las texturas.

Todo esto significa que Microsoft ha añadido esencialmente un multiplicador a la forma en que se utiliza la memoria física. Al apoyarse en el almacenamiento en SSD, parece que la Xbox Series X hará un mejor uso de su memoria interna, un punto probado por la nueva función conocida como ‘Quick Resume’. Esa función básicamente permite a los jugadores cambiar entre varias sesiones de juego sin problemas. Ahora tenemos un contexto importante sobre cómo funciona.

 

El nuevo control tiene cambios sutiles

Microsoft ha hecho grandes progresos para hacer el control más ergonómico. Microsoft ha hecho una serie de pequeñas alteraciones para hacer el control más cómodo para los jugadores de todas las edades. El D-pad también ha sido rediseñado teniendo en cuenta la comodidad, así como los diferentes estilos de juego. Mientras que el mando de Xbox Elite tiene D-pads intercambiables, esta versión del mando combina los dos estilos, lo que permite varios estilos de juego.

Los nuevos controles presentarán mejoras en la latencia de entrada, “se reducirán los preciosos milisegundos en cada paso del juego”, y ha conseguido un nuevo diseño del D-pad y el botón Share. Microsoft también apoyará la retro compatibilidad entre las consolas y controles de la Xbox Series X y Xbox One.

La adición del botón “Share” es probablemente uno de los cambios más notables del control. Aunque los fans de Xbox han podido compartir imágenes y vídeos desde hace algún tiempo atrás, el hecho es que los medios sociales han hecho de esto una parte importante de la experiencia de juego para muchos jugadores, y también es una forma de que los editores puedan conseguir que más gente se fije en sus juegos. Así que tiene mucho sentido que Microsoft añada un botón para que esa función sea más accesible, tal y como lo han hecho Sony y Nintendo.

En general, los cambios son mínimos, lo que tiene sentido dado el hecho de que Microsoft permite la compatibilidad con controladores más antiguos. Aún así, estos pequeños cambios muestran que siempre hay espacio para mejorar.

Microsoft mostró muchas novedades el día de ayer, sobre la arquitectura interna de la Xbox Series X, lo cual definitivamente señalan a la nueva consola como una bastante potente, digan de la generación a la que estamos a punto de empezar.

 

Algunos juegos de Xbox One S se ejecutarán a mayores resoluciones en la Xbox Series X

La retro compatibilidad se ha convertido en un pilar fundamental de la estrategia para Xbox y Microsoft en los últimos años. La Xbox Series X será totalmente compatible con todos los juegos de Xbox, y como el informe de DF revela, hará que se vean y jueguen mejor que nunca.

El ejemplo que se mostró fue Gears of War Ultimate Edition, que cuando se probó en la Xbox Series X resultó en una escala de resolución 2x. Lo que originalmente era un juego de 1080p fue llevado hasta el 4K nativo. Phil Spencer reveló previamente que algunos títulos de Xbox One S se ejecutarán a mayores resoluciones en la Xbox Series X, pero esta demo de Gears of War realmente destaca las mejoras que se pueden conseguir.

Una parte interesante de la técnica que se está utilizando para mejorar los juegos antiguos es que se produce completamente a nivel de sistema, lo que significa que los desarrolladores no necesitan involucrarse en el proceso en absoluto. Esto sin duda ayudará a Microsoft a mantener la coherencia en todos los juegos de Xbox, y a deshacerse de los cuellos de botella que se producen cuando se trabaja con varios desarrolladores a la vez.

Es probable que escuchemos más sobre la Xbox Series X en los próximos días y semanas, así que mantente atento a las próximas actualizaciones.

Director Editorial | Analista de la industria de los videojuegos y el entretenimiento | Psicólogo Clínico | Músico amateur, geek, cinéfilo.

Lost Password