fbpx

11-11 Memories Retold Review

Videojuegos
8

Muy Bueno

Muchos juegos guiados por historia parecen estar en equilibrio entre la participación cinematográfica y la participación del jugador, manteniendo una especie de distancia necesaria para entregar una historia. 11-11: Memories Retold brinda un concepto profundamente ambicioso a esta sensibilidad, brindando un sentido íntimo de la humanidad. Es una combinación que viene de los talentos de Aardman Studios (mejor conocido por los clásicos de Wallace & Grommit o Early Man) y el desarrollador DigixArt que retoma el escenario de la Primera Guerra Mundial después de Valiant Hearts del 2014.

Harry Lambert y Kurt Wagner son dos individuos obligados a asistir a la Gran Guerra en lados opuestos, ninguno de los cuales reúne una comparación fácil con las representaciones convencionales de los soldados. Harry es un joven fotógrafo de profesión y pasión, mientras que Kurt es mecánico y técnico, uno de las docenas de empleados en una fábrica alemana de zepelines.

Ambos son muy similares en su enfoque hacia la guerra (propósitos nacidos del amor, romántico y familiar, respectivamente), pero por lo demás son completamente diferentes en edad y antecedentes, y se encuentran por pura coincidencia. Sin embargo, desde este punto en adelante, sus caminos dados se unen continuamente a lo largo del tiempo, con el jugador cambiando el control de cada personaje.

Con una interpretación vocal de Elijah Wood, Harry se alista a la guerra cautivado por el encanto amenazador del general Barrett, un cliente del estudio de fotografía en el que trabaja. El ingreso de Kurt a la guerra difiere completamente, lo conocemos como un padre desesperado por encontrar a su hijo alistado que no encuentra otra manera de garantizar su seguridad que ponerse el uniforme él mismo. Las dos actuaciones son apasionadas, cuidadosamente dirigidas y entregadas, aunque Sebastian Koch, como Kurt eclipsa a su más famoso co-protagonista, inyecta elementos realmente creíbles.

Desafortunadamente, las primeras horas de 11-11: Memories Retold fallan en hacer una primera impresión positiva. Dicha crítica está en consideración parcial del estilo idiosincrásico del arte, una combinación única de pinceladas impresionistas incrustadas en modelos y entornos en 3D, acorde con el trabajo de Monet y Degas pero presentados en constante movimiento animado.

Para vistas amplias y ángulos de bosques y pastizales, o entornos sobresalientes como los campos de amapolas de color rojo sangre en La Batalla de Vomy Ridge, el estilo no es menos que impresionante. Sin embargo, en entornos simplistas, como algunas trincheras tempranas del juego y túneles subterráneos, el efecto es indistinto en el mejor de los casos, a veces incluso desagradable, y con frecuencia compromete la capacidad de un jugador para distinguir objetivos y objetivos específicos. Esto significa que los escenarios más brillantes de la historia y el interés del juego en mostrarte su aplicación visual más impresionante están limitadas a que inviertas tu tiempo, pero vale la pena esperar.

Es posible que se necesite una sensación de paciencia similar durante las partes interactivas de 11-11: Memories Retold. Si bien es cierto que los juegos de aventuras rara vez han sido anunciados por el placer de sus mecánicas, muchas de las escenas y momentos específicos son algo frustrantes. Existe un sistema de objetivos para garantizar que los jugadores estén conscientes de sus metas inmediatas, pero ahí es donde termina cualquier orientación; no es raro que se te brinde una nueva tarea sin información sobre dónde encontrarla.

Un personaje le grita al jugador que “venga aquí” en un campo de prisioneros de guerra invernal pero, al carecer de un mini-mapa o una forma de distinguir a la mayoría de los NPC entre sí, simplemente pasearás de un lado a otro hasta que encuentres al personaje correcto. Los puntos interactivos siempre están marcados por un círculo blanco discreto, pero estos solo emergen cuando estamos lo suficientemente cerca y son difíciles de distinguir en la masa frenética de pinceladas.

Además, una vez que hayas definido estos puntos, rara vez hay una actividad gratificante en la que participar. Podrías presionar un botón, escuchar a un NPC, molestarte con un minijuego o simplemente empujar una caja varios pies para continuar. En el peor de los casos, estos momentos no son adecuados para mostrar la grandeza de la historia. No es aquí donde reside el valor significativo del juego.

Harry y Kurt se convierten en personajes complejos y absorbentes, adicionando hábilmente a los jugadores en sus decisiones, confusiones y el drástico propósito que cada uno de ellos pone en evidencia en el agreste panorama que los rodea. Hay momentos verdaderamente bien merecidos que harán llorar a ciertos jugadores. Decir algo más podría spoilear la experiencia, pero los giros que inevitablemente se producen son raramente obvios, y el conflicto básico de dos “no soldados” nacionalmente opuestos, intuyen su propio heroísmo que evoluciona con una gracia conmovedora.

Si bien el estilo artístico puede oscila de manera desigual en la práctica, es difícil imaginar que alguien tenga algo negativo que decir sobre la música. En pocas palabras, 11-11: Memories Retold posee una de las mejores bandas sonoras originales de cualquier videojuego lanzado en años, interpretado y compuesto por Olivier Deriviere y The Philharmonia Orchestra y grabado en los legendarios estudios Abbey Road. La música está artísticamente vinculada a la era histórica e incluso al estilo visual del juego, y obligará a muchos jugadores a buscar el soundtrack.

Ha pasado un siglo desde el armisticio de la Primera Guerra Mundial, que es una ocasión trascendental en sí misma, y ​​que alimenta efectivamente los conceptos esenciales del juego. La atención a la importancia de los conflictos históricos y sus ecos relevantes en la era moderna se conecta con lo experimentado aquí.

¿Por qué rejugar 11-11: Memories Retold? La historia está realmente llena de numerosas opciones de desvíos de ruta y significados alternos, todos ellos se suman a un final decisivo que te detiene el corazón y que puede variar drásticamente. A menudo, estas elecciones toman la forma de QTE (Quick Time Events), que abarcan toda una gama de opciones triviales a impactantes, y pueden sorprender a los jugadores en una instancia o escena determinada. Además, hay un elemento de juego de fotografía vinculado al personaje de Harry, que recuerda a Beyond Good & Evil, que también afecta la forma en que se desarrollan ciertas secciones.

Para concluir, me quedo con la idea de que los aficionados a los juegos narrativos probablemente apreciarán la atención a los detalles que se observan en la mayor parte del juego, excusando cosas como el sistema de control de puntos de guardado automático u otros pequeños detalles. Aún así, incluso para aquellos con menos experiencia con los juegos de aventura, 11-11: Memories Retold finalmente logra un enfoque único del entorno, los mejores valores de producción de su clase, y una historia interactiva, conmovedora y memorable.

Esta reseña fue escrita luego de jugar una copia digital de 11-11 Memories Retold para PlayStation 4 brindada por Bandai Namco.

 

Good

  • El título posee una dirección artística realmente novedosa que sí es capaz de traducir en bellos toques de acuarela un momento histórica realmente negativo
  • La historia posee una narración bastante interesante en el que podemos invertir mucho interés por el desenlace
  • Las actuaciones de voz y la construcción de personajes son de los puntos más importantes del juego, ya que nos ayudan a sentir bastante empatía por el desenlace de los personajes que vamos conociendo
  • Junto al arte visual, probablemente es el trabajo sonoro y de musicalización el que nos transfiere a este mundo creado de acuarela.

Bad

  • Si bien al arte visual es algo sorprendente, no funciona en todos los escenarios del juego, llegando a ser complicado a veces el entender nuestra posición por sobre nuestros objetivos
  • El título podría haberse ayudado un poco más de diferentes direcciones que nos apunten directamente a nuestro siguiente paso

Summary

11-11 Memories Retold narra una historia muy profunda sobre dos personas que, sin desearlo realmente, se encuentran en medio de uno de los peores conflictos de la historia de la humanidad. Si bien al arte visual es a veces un poco torpe, todos los elementos de producción nos brindan un título bastante bueno y que es imposible no recomendar.
8

Muy Bueno

Lost Password